17 de junio de 2018
17.06.2018

Ford Fiesta ST y Active: Elevadas prestaciones

Dos personalidades muy distintas pero igualmente exclusivas del fiesta llegan al mercado: la versión active inspirada en el mundo de los todocamino y la deportiva st con un motor de 200 cv de potencia máxima

17.06.2018 | 02:45
Ford Fiesta ST y Active: Elevadas prestaciones

Ford nos llevó hasta Niza para conocer dos de las cinco versiones que hay disponible del nuevo Fiesta. Se trataba de las variantes Active y ST, a las que se suma la de carrocería de tres y cinco puertas y la edición de lujo Vignale. El Fiesta ST es la versión más deportiva jamás creada de este modelo, mientras que la Active adquiere una cierta personalidad todoterreno, tan de moda en la actualidad.

Si os fijáis, no hemos dicho que el ST sea el Fiesta más potente de la historia porque estaríamos faltando a la verdad, puesto que el anterior ST200 ya desarrollaba los 200 cv que ofrece esta nueva generación. Pero eso sí, no se sentían igual.

En esta ocasión están generados por un nuevo motor turbo gasolina de tres cilindros y 1.5 litros, unido a un cambio manual de seis relaciones, algo que a priori entendemos que pueda sonar decepcionante frente a un cuatro cilindros, pero que tras probarlo os podemos asegurar que se trata de un propulsor excepcional.

No sólo no se tiene la sensación de estar ante el típico tricilíndrico, sino que en algunos aspectos supera al cuatro cilindros. La entrega de potencia es inmejorable a cualquier régimen y especialmente desde bajas vueltas, la respuesta al acelerador casi inmediata y el sonido que emana la doble salida de escape grave y evocador, eso sí, gracias a la ayuda del equipo de sonido y a un sistema de válvula de escape específica. Donde no hay 'truco' es en el mecanismo para eliminar las vibraciones típicas de los tres cilindros, totalmente ausentes en este radical modelo de Ford.

Tanto o más que el motor nos gustó el chasis del ST. Las suspensiones mantienen al coche pegado al firme, la dirección es extremadamente directa y fiel, y el sistema de frenos los suficientemente potente como para detener al Fiesta por muy rápido que se ruede. Con todo, más el sistema Torque Ventoring Control y opcionalmente un diferencial autoblocante, se obtiene uno de los coches más divertidos de conducir de cuantos hay en el mercado y, por supuesto, en su segmento.

Del interior lo que más nos gustó fueron los asientos Recaro, que ofrecen una muy buena sujeción, por no hablar de los buenos materiales y acabados de todo el habitáculo, que ya conocíamos del resto de versiones del Fiesta.

El nuevo Fiesta ST está disponible desde 24.995 euros con un extenso equipamiento de serie.

A la moda

En un mercado dominado por los SUV, es imprescindible contar con un modelo todocamino en la gama, o al menos una versión crossover. Basta con elevar cualquier coche para que pase de ser uno más a un auténtico objeto de deseo. Y esto es exactamente lo que ha hecho Ford con la nueva generación del Fiesta al introducir la variante Active inspirada en los SUV. Se trata del mismo Fiesta que salió a la venta el pasado año pero con una carrocería que se eleva 18 milímetros y decorada con elementos todoterreno como protecciones plásticas en los parachoques, taloneras que emulan al metal y barras en el techo, entre otros.

Tanto en su vista exterior como ya a los mandos el coche, la elevación de la carrocería es discreta, algo que juega ne favor del comportamiento del vehículo, que conserva la excelencia del modelo estándar. Pese a los milímetros de más, el Active se mantiene siempre firme y con un buen paso por curva, gracias a unas suspensiones permisivas pero ni mucho menos blandas, a una dirección exquisita y, en gran parte, a unas llantas de 17 pulgadas y perfil plano. Éstas últimas, junto con la ya citada discreta altura, no permiten demasiadas concesiones fuera del asfalto, algo que no supone un problema ya que casi nadie utiliza su todocamino con fines camperos. Aún así, y como elemento exclusivo de esta versión, se ha dispuesto un selector con tres modos de conducción: Normal, Eco y Deslizante. La más interesante es esta última, ideal para transitar por barro, nieve...

El Fiesta Active está disponible con el motor gasolina tricilíndrico EcoBoost de 1.0 en potencias de 86, 100 y 125 cv, y con el diésel 1.5 TDCi de 86 y 120 cv. También hay una versión gasolina de 140 cv que no aparece en el catálogo pero se puede solicitar. Los niveles de equipamiento son dos: Active y Active+, y con el primero y la motorización gasolina de 86 cv este Ford está disponible desde 17.900 euros, que con descuentos y campañas puede bajar hasta los 15.900 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook