10 de junio de 2018
10.06.2018

Subaru XV: Imparable

10.06.2018 | 02:45
Subaru XV: Imparable
Para probar un coche como el nuevo Subaru XV, que presume de una capacidad todoterreno única en su segmento, nos fuimos al tramo off-road del Circuit de Cheste. La unidad con la que afrontamos este reto montaba el motor gasolina 2.0 de 156 cv, es decir, el más potente de la gama XV que se completa con el 1.6 de 114 cv, también de gasolina. Los dos van unidos al cambio de variador continuo CVT Lineartronic que es ahora 7,8 kilos más ligero y goza de una mejor gestión al exigir una fuerte aceleración, ya que el motor no sube de inmediato al régimen de potencia máxima, sino que va ganando régimen de manera progresiva.

En el caso del propulsor 2.0 cuenta con siete posiciones prefijadas y levas en el volante, mientras que en el 1.6 no se incluyen éstas y el número de relaciones se reduce a seis. El motor 1.6 se puede combinar con tres niveles de acabado: Sport, Sport Plus y Executive, mientras que el 2.0 sólo disponde de los dos últimos, siendo la de esta unidad la Sport Plus.

Sin barreras

Pocos coches nos han sorprendido tanto últimamente como lo hizo ya en su presentación el XV, y como lo confirmó en este duro test off-road. Su increíble comportamiento es resultado de la combinación de elementos como la tracción total permanente Symmetrical AWD, el motor bóxer y nuevas tecnologías como el EyeSight, el X-Mode o el Active Torque Vectoring. Todo ello permite hacer del Subaru XV el SUV perfecto, ya que es muy cómodo y confortable en carretera, pero extremadamente capaz en tramosfuera del asfalto. Tanto, que estamos seguros que dejaría en evidencia a otros todocamino con carrocerías más todoterreno en este último contexto.

Si se entiende precisamente el término todoterreno como la capacidad de un coche para transitar por cualquier contexto, el XV sin duda debería ser considerado como tal. Tuvimos la oportunida de probarlo primero en ciudad, después por carreteras secundarias y autovía, y, finalmente en la exigente pista off-road del Circuit de Cheste. Y en todas estas situaciones nos ofreció un comportamiento sencillamente extraordinario.
La primera sorpresa llegó en carretera abierta, donde sentimos por primera vez los beneficios de la nueva plataforma, ya que el nuevo XV no sólo es más estable, firme y seguro que su predecesor, sino que brinda una mayor calidad de vida a bordo gracias a una mejor aerodinámica general y a una casi nula sensación de velocidad, lo que acaba por transmitir una mayor sensación de seguridad y control al conductor.

Pero si en algo nos sorprendió el XV 2018 es en su capacidad off-road, gracias a la magia del sistema X-Mode. Gracias a éste, y en un día lluvioso que dificultaba la prueba, el XV ascendió duras cuestas totalmente empedradas sin apenas despeinarse y realizar descensos por tramos resbaladizos con una sencillez sencillamente pasmosa. Daba igual que lo sometiésemos a extremos badeos, inclinaciones imposibles o duros ascensos y descensos, el XV los superaba como si fuese una carretera perfectamente asfaltada.

Otro aspecto que nos llamó mucho la atención fue el increíble comportamiento de las suspensiones, que lograban absorber los baches de los caminos con tal efectividad que transitar por ellos a altas velocidades resultaba tan sencillo como agradable. Las irregularidades del firme apenas se filtraban en el habitáculo y no suponían ni mucho menos un inconveniete para la dirección, que seguía siendo tan fiel como por carretera.
Pero la tecnología de este modelo no sólo se enfoca a la conducción. Desde la opción más accesible, el XV cuenta con un equipamiento envidiable, al incluir de serie en todas las versiones: sistema de ayuda a la conducción EyeSight, control dinámico del vehículo VDC, Active Torque Vectoring, X-Mode con control de descenso, climatizador automático con filtro antipolvo, 7 airbags, o sistema de información y entretenimiento compatible con Apple Car Play y Android Auto, entre otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook