04 de febrero de 2018
04.02.2018
Jaguar XE 2.0d R-Sport

Elegancia y deportividad

EL XE OFRECE UN GRAN COMPROMISO ENTRE DINAMISMO Y CONFORT, ADEMÁS DE TODO EL LUJO Y SOFISTICACIÓN QUE SE ESPERA DE UN JAGUAR

11.03.2018 | 00:30
Elegancia y deportividad
Si se habla de un modelo de acceso a la gama de un fabricante normalmente se piensa en un coche pequeño, ´pelado´ de equipamiento y con motorizaciones de escasa potencia, todo lo contrario al modelo que abre las puertas a la firma Jaguar. El XE es tanto o más exclusivo que el resto de modelos de la marca de lujo británica, se beneficia de la tecnología más vanguardista, la calidad está presente en cualquiera de sus apartados, goza de un diseño exterior e interior realmente atractivo, y el catálogo de propulsores disponible ofrece un rendimiento excepcional en cualquiera de sus variantes.

Esta berlina de tamaño medio –4.672 mm– se lanzó a finales de 2015 y en prácticamente dos años no ha recibido ningún restyling o modificación, lo que habla de la buena aceptación que ha tenido por parte del público desde entonces. Su aspecto exterior combina la elegancia y sofisticación que se espera de un Jaguar con una marcada deportividad, que se potencia tremendamente con el pack R-Sport que montaba la unidad prensa a la que tuvimos acceso por gentileza de los concesionario oficiales de Jaguar en Valencia: Imperauto, British Car y Británica de Automóviles, pertenecientes al Grupo Ibérica .

Aspecto deportivo

El exclusivo kit del R–Sport aporta al XE un aspecto muy deportivo que casa a la perfección con las estilizadas y aerodinámicas formas de su carrocería.
Incluye un paragolpes delantero deportivo con secciones en acabado Satin Chrome, estribos laterales del color de la carrocería, un discreto spoiler trasero y branquias laterales en acabado Noble Chrome con la insignia ´R-Sport´. Esta misma ´firma´ se graba con precisión en los embellecedores de los estribos y en el volante deportivo de piel Softgrain.
Todo ello se remata con unas imponentes llantas de aleación de 18 pulgadas y 5 radios que además de potenciar el aspecto del vehículo, optimizan la ventilación de los discos de freno y mejoran el comportamiento del vehículo por su mayor ligereza y por montar unos neumáticos ed mayores dimensiones y perfil plano que sujetan más firmemente el vehículo. Si a esto último le sumamos una suspensión endurecida de serie se obtiene un coche con mayor aplomo y capacidad de paso por curva como pudimos comprobar durante la prueba.
El habitáculo también cuenta con un aspecto más deportivo, ya que el pack R-Sport añade con asientos deportivos disponibles en una gama de colores inspirados en el deporte del motor y la inscripción ´R-Sport´. El acabado interior Luxtec se complementa con inserciones Technical Mesh que ofrecen mejor sujeción y apoyo en cada curva.
Al margen de lo que le aporta al interior el pack deportivo, hay que destacar la gran calidad en todos los aspectos del habitáculo del XE. Nos encantaron los materiales nobles utilizados y la ergonomía en el asiento del conductor, nos sorprendió la amplitud en todas las plazas disponibles y nos sedujo el diseño del salpicadero. Inspirado en el mundo náutico, rodea completamente al puesto del conductor y del acompañante con una estructura semicircular que se extiende incluso por en el interior de las puertas delanteras.

Lucir sin consumir

Lo bueno de este pack R-Sport es que está disponible con casi cualquier motorización del Jaguar XE, por lo que para lucir un aspecto deportivo y atractivo no estás obligado a tener bajo el capó un motor de altísimas prestaciones, que supongan a la vez un mayor consumo de combustible. Este es exactamente el caso de la unidad que probamos, ya que montaba el XE que pudimos probar, el cual montaba el motor diésel 2.0 diésel de 180 cv, un propulsor con buenas prestaciones pero evidentemente por debajo de los que desarrollan 200, 240, 250 y hasta 380 cv.
Eso sí, ninguno de ellos ofrece la eficiencia del 20D con una media de consumo de hasta 4,2 l/100 km, a excepción del motor con 163 cv que según Volvo baja ofrece unos paupérrimos 3,8 l/100 km. En el caso de la unidad de pruebas la ficha técnica mostraba 4,7 l/100 km ya que se trataba de la variante con control de tracción integral y cambio automático de ocho relaciones con embrague de tipo convertidor de par.

Gran dinamismo

Si a la efectividad del excepcional cambio automático que monta Jaguar en el XE le sumamos la mayor estabilidad que ofrecen las endurecidas suspensiones del pack R-Sport, el agarre que brinda la tracción total y la contundencia que otorgan los 430 Nm de par que brinda el motor 20D, obtenemos un coche tremendamente dinámico, acorde al deportivo aspecto que le otorga a este modelo el pack opcional R-Sport.
Jaguar ha logrado un gran compromiso entre confort y deportividad. Parece mentira que un coche que ofrece tanta comodidad y calidad ed vida a bordo cuando se transita por vías rápidas sea a la vez tan efectivo en tramos de curvas y carreteras secundarias. No se trata de un deportivo extremo ni mucho menos, pero sus nobles reacciones transmiten al conductor una gran sensación de seguridad, lo que anima a buscar los límites de un chasis realmente bueno.

Estamos por tanto ante un coche de atractivo aspecto deportivo y de sorprendente dinamismo, con todo el lujo, el confort y la tecnología que se espera de un modelo de la exclusiva firma británica Jaguar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine