06 de agosto de 2017
06.08.2017

Barcos voladores

Una decena de catamaranes GC32 han competido en Palma por la 36 Copa del Rey MAPFRE, tercera prueba puntuable para el circuito 2017 de la clase. El 'Movistar' de Iker Martínez, único español en una flota formada por equipos de ocho nacionalidades

06.08.2017 | 02:45
Barcos voladores

Los GC32 debutaron el pasado año como primera clase multicasco en la historia de la Copa del Rey MAPFRE. Entonces participaron diez equipos de siete nacionalidades, con victoria del francés "Groupama" tras 12 mangas de puro espectáculo en la bahía de Palma. Los catamaranes voladores han regresado este año con la intención de consolidar la presencia de multicascos en la regata estandarte del Real Club Náutico de Palma.
"La incorporación de los GC32 muestra que La Copa evoluciona", explica Manu Fraga, director del evento. "La Copa del Rey MAPFRE no puede permitirse estar de espaldas a lo que está pasando en la vela. Los GC32 suponen un considerable esfuerzo logístico y de organización para el club, pero una vez más demostramos nuestra capacidad de adaptación. En el futuro incorporaremos nuevas clases; estamos estudiando el regreso de los TP52, y llaman a la puerta otras flotas que empiezan a consolidarse en Europa. Por otro lado, la capacidad del evento es limitada, y es una gran responsabilidad decidir qué clases entran y a cuáles sustituyen".
Los GC32 son catamaranes al estilo de los de America´s Cup, dotados de hidroalas (o foils, pequeños apéndices en sus orzas) que producen un empuje vertical que consigue literalmente sacar sus cascos del agua con relativamente poca presión de viento (a partir de siete nudos). Con diez metros de eslora por seis de manga, y manejados por tripulaciones de cinco miembros, consiguen velocidades máximas cercanas a los 40 nudos.

Flota internacional
Los aspirantes al título de clase GC32 en la 36 Copa del Rey MAPFRE eran el argentino "Código Rojo Racing" de Federico Ferioli, el australiano ".film Racing" de Simon Delzoppo, el español "Movistar" de Iker Martínez, el estadounidense "Team Argo" de Jason Carroll, los franceses "Team Engie" de Sebastien Rogues y "Team Zoulou" de Erik Maris, el japonés "Mamma Aiuto!" de Naofumi Kamei, el monegasco "Malizia – Yacht Club de Monaco" de Pierre Casiraghi y los suizos "ARMIN STROM Sailing Team" de Flavio Marazzi y "Realteam" de Jerome Clerc. Una flota internacional que combina timoneles amateur con una magnífica selección de profesionales, incluyendo regatistas olímpicos y de America´s Cup.
Llegaban a Palma tras haber disputado las dos primeras regatas de la temporada en Italia. El suizo "Realteam" ganó la primera en aguas del lago de Garda y el estadounidense "Team Argo" la segunda en Cerdeña. Siete de los diez equipos ya saben lo que es lograr victorias parciales este año, incluido el "Movistar" de Iker Martínez, que debutó en el circuito llevándose la primera manga 2017. "El primer evento fue fundamental para nuestra evolución como equipo, porque después de entrenar solos durante el invierno, aprendimos mucho, vimos que teníamos potencial pero que nos faltaba entrenar cosas específicas", explica el campeón olímpico español. "En el segundo evento pudimos empezar a pelear y terminamos cuartos, a dos puntos del segundo. En Palma intentaremos dar un pasito más y, si hacemos las cosas bien, aspirar a un puesto de podio". Para Iker, "la Copa del Rey es la mejor regata de sus características en el mundo, y es una gran noticia que siga evolucionando como lo hace al incorporar los GC32".
La 36 Copa del Rey MAPFRE ha visto el debut del australiano ".film Racing" y el regreso del francés "Team Zoulou", que compitió por última vez con GC32 en 2015. El miembro de la Casa Real de Mónaco, Pierre Casiraghi, ha competido a los mandos de su "Malizia – Yacht Club de Monaco" tras haber sido el mejor equipo de configuración armador-timonel en la Copa del Rey MAPFRE 2016.

Hasta 24 mangas
Los GC32 son monotipos, por lo que han competido en tiempo real (el primero que cruza la meta, gana). Han contado con un campo de regatas específico en la bahía de Palma, donde se reunieron por primera vez el lunes, 1 de agosto, para celebrar una sesión de entrenamiento oficial no puntuable. La lucha por los puntos comenzó el miércoles, 2 de agosto, primera de cuatro jornadas de competición en las que disputarán un máximo de seis mangas por día hasta completar un total de 24 pruebas puntuables, sin descartes.

Más información en sección de Deportes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook