19 de febrero de 2017
19.02.2017
Hyundai i30

Salto de calidad

La firma coreana actualiza su gama compacta con una profunda renovación a nivel estético y de equipamiento

04.03.2017 | 20:07
Salto de calidad
La tercera generación del i30 ya está lista para su desembarco en Europa. El compacto coreano ya ha llegado a los concesionarios de todo el país en lo que supone una de las mayores ofensivas de producto en este segmento, la protagonizada por el constructor de automóviles coreano. Y es que, a este modelo original de 5 puertas, se le sumarán a mediados de año la configuración familiar wagon, mientras que a finales de año aparecerá una variante "N" de corte deportivo y altas prestaciones, mientras que para 2018 se completará la gama con una carrocería tipo fastback.

Nueva imagen de marca
Un modelo que pasa a mostrar las nuevas tendencias estilísticas de la marca y que, como ya hiciera el fabricante coreano con el Tucson, da un paso adelante en imagen y calidad percibida, para posicionar en un escalón superior a esta actualizada gama. De esta manera, el i30 ha sido el encargado de estrenar la nueva parrilla frontal en forma de cascada que en un futuro será la nueva identidad de la marca. En la misma línea de diseño, cabe mencionar la aplicación de la tecnología LED en faros principales –con tres proyectores– y en las luces de día verticales con función de intermitentes, le dotan de una destacada presencia. En la trasera destaca el diseño anguloso del portón en el que se introducen los pilotos, también de LED, y que está coronado por un espoiler que integra de manera elegante al tercera luz de freno. Nuevos diseños de las llantas de aleación de 16 y 17 pulgadas,y de las de 15 de acero, contribuyen junto a la actualizada paleta de 12 colores exteriores a personalizar el exterior del vehículo.

Mayor amplitud
En materia de dimensiones, el i30 crece hasta los 4,34 metros de longitud, a la vez que también supera en anchura –1,80 m– y altura –1,46 m– a su predecesor. El resultado es una notable ganancia en volumen de carrocería que le dota de una mayor presencia, a la vez que le proporciona una mayor habitabilidad. Hyundai anuncia unas mejoradas cotas interiores para los pasajeros, y una capacidad de maletero que se situa entre los 395 y los 1.301 litros. La versatilidad de carga que ofrece su banqueta posterior de asientos abatible por partes, se refuerza con un práctico panel de dos niveles en el maletero y una trampilla porta-esquís central.
La sensación general de calidad de acabado también gana varios enteros con un puesto de mando más moderno y un salpicadero que puede equipar de manera opcional una pantalla flotante táctil con navegador de 8 pulgadas que integra todas las funciones de navegación, multimedia y conectividad. También es de nueva factura el volante multifunción de 3 radios, ahora con más funciones.
Destacar el hecho de que Hyundai no se haya sumado a integrar la totalidad de funciones que puede activar el conductor en la pantalla central. Algo que, según mi opinión, suele distraer en exceso cuando se maneja. Así pues, el control del climatizador y la temperatura está cómodamente situado en la consola central y se maneja fácilmente con los diales tradicionales y de rápida lectura.
Otros elementos de confort que puede equipar el i30 es el sistema con tres niveles de calefacción o ventilación de los asientos, los cuales también pueden disponer de una función de memoria con dos posiciones programables y 10 regulaciones disponibles con soporte lumbar. El techo solar panorámico, es otra de las opciones más atractivas y recomendables.
La gama inicial del i30 cuenta con cuatro motorizaciones y cinco niveles de potencia. En gasolina destaca la incorporación a la familia T-GDI del 1.4 litros de 140 cv, que acompaña a la versión de 120 cv. La oferta diésel cuenta con el propulsor 1.6 en sus variantes de 95, 110 y 136 cv, ésta última disponible, al igual que el 1.4 T-GDI, con el cambio de doble embrague de 7 velocidades 7DCT.
El i30 puede equipar además un completo sistema de seguridad activa que incluye dispositivos como el de Frenada autónoma de emergencia –AEB–, Sistema activo de cambio involuntario de carril –LKAS–, control de crucero con limitador de velocidad, detector de fatiga del conductor, sensor automático de luces de alerta de tráfico trasero, avisador de cambio de carril involuntario, sistema activo de cambio de luces o el sistema autónomo de frenado de emergencia –AEB– con detección de peatones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine