Los felinos son animales muy sensibles en todos los sentidos, son capaces de notar los diferentes estados de ánimo de las personas, tienen un olfato muy desarrollado que les permite reconocer a los depredadores o encontrar comida en caso de que la necesiten.

Los gatos tienen una percepción de los olores 14 veces mayor a los humanos, algo que les supone tanto una ventaja como un inconveniente, ya que todos los aromas les resultan más intensos.

Como nosotros, tienen preferencias olfativas y hay olores que odian porque les produce incomodidad o malestar. Entre ellos, suelen ser los que les resultan muy potentes, cosas que no pueden comer, productos químicos, entre otros muchos. Estos son los que odian totalmente de manera general:

Caja de arena sucia

Los felinos son animales extremadamente limpios, cuidan su higiene como ninguna otra mascota, por eso odian cuando su arenero está sucio y huela mal. De hecho, podría incluso buscar un lugar donde hacer sus necesidades para huir de él.

Olores cítricos

Los gatos no toleran la naranja, el limón, la lima o cualquier otra fruta que sea cítrica, de hecho, hay repelentes de felinos que incluyen este aroma en su composición para que sean más efectivos.

Plátano

Esta fruta es sin duda una de las que más detestan, si colocas una cáscara de plátano cerca de tu mascota, es probable que ni se acerque a ella. De hecho, es una manera de que estén alejados de zonas donde no quieres que estén.

Eucalipto

La planta es perjudicial para la salud de los felinos, por eso es una aroma que no soportan, a modo de supervivencia.

Plantas

Las plantas y las flores son adoradas por muchos gatos, sin embargo hay algunas que les parecen totalmente desagradables como el tomillo, la lavanda, el limón o el geranio, entre otros. De hecho, al igual que el plátano, puedes utilizar estas plantas para mantener a salvo algún lugar e incluso el propio jardín de las acciones de tu mascota.

Pescado en mal estado

Aunque es uno de los mejores manjares para los felinos, odian el olor que desprende cuando está en mal estado, como nos pasa a los humanos.

Pino

Este aroma les resulta excesivamente fuerte a los felinos por lo que deberías evitarlo en tu casa.

Pimienta

La pimienta, la mostaza y el curry también les resultan demasiado intensos y los gatos los perciben como tóxicos, por lo que huyen de ellos.

Desodorantes y jabones

Los productos químicos de limpieza, belleza, entre otros, son muy intensos y les producen rechazo, por lo que deberías evitar que estén cerca de ellos.