En 2019, el Consejo de Ministros actualizó el Catálogo español de especies exóticas invasoras. En él, por un lado se determinaba que todo animal que no fuera autóctono y que residiera en España en el ámbito doméstico se le denominaría invasor, ya que en cualquier este podría ser abandonado y representar un peligro para el ecosistema. Pero el cambio más grande vino en que se actualizó el listado de animales que estaban permitidos como mascotas en España y, por ende, cuáles estaban prohibidos.

¿Por qué se actualiza el listado?

El principal motivo que llevó en su momento a actualizar el listado de mascotas permitidas es preservar el equilibrio del medio ambiente, ya que, de lo contrario, podría afectar a las especies autóctonas.

En dicha ley no se analiza el trato que se le da a los animales dentro de los hogares o si viven en un ambiente adecuado para su desarrollo y bienestar, por lo que únicamente se reduce a garantizar la estabilidad en la fauna.

Animales domésticos que están prohibidos

Así pues, estos son los animales domésticos que están prohibidos como mascotas.

Cotorras

Las cotorras son pájaros muy similares a los periquitos, pero que suponen un serio problema para la supervivencia de las palomas y los gorriones. Otro de los problemas son los enormes nidos que hacen, que pueden llegar a pesar hasta 200 kilos. Solo en Madrid se calcula que hay 13.000 cotorras argentinas.

Desde 2019, las cotorras no pueden tenerse como mascotas.

Erizos

Mientras que en Estados Unidos los mapaches son considerados una especie útil para controlar plagas de insectos, por lo que valoran su impacto como positivo pese a que no sea una especie autóctona. Sin embargo, en España, tener este animal como mascota representa un peligro para las especies autóctonas.

Mapaches

Pese a su aspecto idealizado, gracias a su notable presencia en el cine, son animales muy agresivos y difíciles de domesticar. El problema, y el motivo por el que están prohibidos tenerlos como mascotas, es que se reproducen con gran facilidad, además, resisten muy bien a las inclemencias del tiempo y necesitan poca alimentación para sobrevivir, por lo que, si no tienen especies depredadoras, los mapaches pueden modificar el ecosistema.

Los mapaches representan un peligro para la fauna de España.

Cerdos vietnamitas

Una especie que mucha gente tiene en sus casas pero que está totalmente prohibida tener como mascota. Además, no solo es un problema porque haya gente que los abandone, sino que muchas veces se escapan y, cuando están en libertad, se juntan con los jabalíes, dando lugar a una nueva variedad, llamada cerdolí.

Los cerdos vietnamitas están prohibidos como mascotas.

Agapornis

Como última mascota prohibida está la especie más popular de esta lista. Se encuentra en este listado, no solo para ayudar a conservar la flora y fauna española, sino por el miedo que existe a que sea un animal declarado en peligro de extinción. Hubo un tiempo de hecho en el que fueron capturados y mezclados con diferentes razas, suponiendo un peligro para el acervo genético.