Los perros y los gatos, entre otros, se convierten en un miembro más de la familia cuando los adoptamos, comparten nuestra vida y nos dan muchos momentos felices. Sin embargo, hay algunas personas a las que no les gustan los animales, por miedo o porque, simplemente, prefieren no estar cerca de ellos. En estos casos, es comprensible que cuando un perro o un gato se les acerca, intenten alejarlo de cualquier manera para evitar ponerse nerviosos.

Existen muchas maneras de ahuyentar a los animales que se han hecho populares como podría ser una interjección. En el caso de los gatos lo más común es exclamar con un tono firme algo como ¡zape! o ¡sape! Si se dice en un tono adecuado, es muy probable que huyan. Aún así, debe tenerse en cuenta que el sonido de la voz tiene que ser firme y con autoridad. Si además, se acompaña con una patada en el suelo, resultará aún más eficaz. El felino detectará que no es bienvenido

Cómo llamar a un gato para que se acerque a ti

Te puede interesar:

Sin embargo, si lo que quieres es captar su atención, consiguiendo todo lo contrario, hay varias formas de llamarle para intentar acariciarle, que pierda el miedo o que se acerque a ti. Lo más habitual es bisbisear utilizando una voz tranquila y dulce. Aún así, si estás nervioso, el gato lo detectará y puede que huya porque no se fía de ti. Te recomendamos estar relajado y transmitirle confianza, hablarle con un tono suave y tener paciencia, en cualquier momento vendrá a ti.

Para llamar a un gato, lo más usual es llamarle repetidamente 'misi', 'mis' o 'michi', así como bisbisear con amor. Si insistes y le ofreces algún tipo de chuche, acabará por acercarse a ti.