Adoptar un animal de compañía supone una gran responsabilidad ya que son seres que van a darte mucho amor y compañía, pero que necesitan unos cuidados básicos al ser animales domésticos. Los felinos, concretamente, son excelentes compañeros y debemos tratarlos como se merecen. Lo cierto es que hay cosas muy concretas que les gusta hacer a los felinos y que si las conocemos, será mucho más sencillo relacionarnos con ellos y conseguir que estén a gusto y felices. Por eso, te dejamos una lista de los alimentos más tóxicos para los gatitos.

1. Dormir

Seguramente te habrás dado cuenta de que tu gatito se pasa gran parte del día durmiendo y es que es una de las actividades que más tiempo le ocupa. Los mininos suelen dormir unas 18 horas al día y por eso, lo ideal es dejarles tranquilos cuando lo hacen y disfrutar de ellos cuando estén despiertos.

2. Cazar

Los gatos tienen instinto cazador y es normal que cacen pájaros, lagartijas e incluso moscas. Además, su único objetivo es divertirse y no lo hacen por tener hambre. Sin embargo, asegúrate de que no se coma según qué animales porque podrían ser malos para ellos. Lo ideal es tener juguetes de los que puedas tirar para que los persiga y así sacie su instinto.

3. Arañar y rascar

Rasguñar objetos es uno de los mayores hobbies de tu felino y además, es totalmente instintivo y muy necesario para él, porque así es como afilan sus uñas. Te recomendamos que encuentres un buen rascador para evitar que te destroce los muebles o incluso las paredes.

4. Tomar el sol

A los gatos les encantan los sitios calentitos y cómodos y, siempre que puedan, buscarán una zona que les de el sol y tumbarse allí. Si les colocas una camita cómoda, podrán realizar sus baños y relajarse en esa zona que tanto les gusta. Debes fomentar la comodidad del gato y proporcionárselo lo máximo que puedas.

5. Recibir mimos en el mentón o la columna

La gran mayoría de los dueños de mininos coinciden en que a sus gatos les encanta que se les rasque debajo del mentón o barbilla y en la columna, cerca de la cola. Si nunca lo has experimentado, pruébalo con tu amigo, verás como le gusta.

6. Observar lo que ocurre por la ventana

Les encanta mirar por la ventana y ser unas auténticas "viejas del visillo". Una ventana supone horas de distracción para ellos por la cantidad de estímulos que pasan por sus ojos, como los pájaros, las personas, el movimiento en las casas...

7. Las cajas de cartón

Son unos auténticos fanáticos de las cajas de cartón. Da igual si tienen cientos de juguetes, si le das una de estas, se pasarán horas dentro de ella, mordiéndola y rascándola. Además, les sirve como escondite ya que todo "depredador" que se acerque a ellos, estará en su campo de visión. Estas les ayuda a reducir el estrés y ofrecen una zona segura para ellos.

8. Estar en las alturas

Por precaución, muchos de los felinos, sobre todo los de gran tamaño, sienten el instinto de dormir en lugares altos para evitar que algún tipo de enemigo les sorprenda con la guardia baja. Este comportamiento heredado les proporciona el conocimiento de saber todo lo que está pasando ya que pueden observar desde un lugar en las alturas y sienten que dominan su alrededor. Te recomendamos que encuentres alguna torre o superficie alta en la que tus gatos puedan subirse para que se sientan más cómodos.

9. Comer hierba

A los gatitos les encanta comer hierba para purgarse y poder expulsar posibles parásitos intestinales al aumentar la actividad en su tracto digestivo. Hay algunas como el "Catnip" que puedes plantar en tu casa y dejar que tu minino la coma cuando quiera.

10. Frotarse

Este gesto tan característico de los gatos les sirve para comunicarse con nosotros. Lo hacen con el objetivo de impregnar su olor para delimitar e identificar aquello que entienden como suyo y así alejar, también, a cualquier otro felino.