Los gatos son los animales domésticos más populares del mundo debido a su unión con los humanos, relativamente reciente. La misma especie es capaz de vivir en ambientes silvestres formando colonias o en hogares. Cuando se juntan con nosotros y se convierten en nuestro compañero de vida, debemos tener muy en cuenta cuáles son las necesidades que debemos cubrir.

En cuanto a la comida, los felinos son algo más delicados que los perros ya que tienen menos efectividad de desintoxicación en el hígado y hay que ir con mucho cuidado con la alimentación. Por otro lado, hay que cepillarles a menudo porque pueden crear bolas de pelo debido a su tipo de higiene. Estas podrían acumularse y crear obstrucciones en su intestino si no llegan a expulsarlas.

Además de cubrir sus necesidades básicas, hay cosas que debes evitar a toda costa, por eso te dejamos este enlace.

La edad de los gatos

La equivalencia de la edad de los gatos con la humana es muy curiosa y no tiene nada que ver con la de los perros (que se multiplica por 7) o el mito de que tienen siete vidas. Este tipo de cálculos nos ayuda a relacionarlos con el tipo de comida que debemos darle porque quizá un gato de un año ya parezca muy adulto pero la realidad es que es tan solo un adolescente (comparándolo con los humanos).

El primer año de los gatitos equivale a 15 o 16 años humanos, ya que es el tiempo que tarda en desarrollarse por completo y adquirir el tamaño que tendrá durante toda su vida. Cuando cumple su segundo cumpleaños, ya tendría lo equivalente a 24 años porque en este tiempo ha madurado y ya es un adulto joven. A partir de los dos años, se le van sumando cuatro.

Es decir, cuando nuestro minino cumpla tres añitos, tendrá 28 de humano, en el cuarto, serán 32 y así sucesivamente. Es muy importante revisar qué tipo de alimentación tiene en cada etapa de su vida, porque un gato de ocho años no come lo mismo que uno de un dos.

¿Cuánto tiempo vive un minino?

Los gatitos suelen vivir más que los perros y pueden llegar hasta los 20 años, aunque la media es de 12. Los gatos callejeros, por otro lado, viven de tres a seis años, mucho menos que los que viven con humanos. El cuidado de nuestros mejores amigos es imprescindible para que estén a nuestro lado lo máximo posible: asegúrate de darles comida de calidad, mantenerles hidratados, con el pelaje suave y limpio y llevarle al veterinario siempre que creas que algo no anda bien.