06 de agosto de 2018
06.08.2018
mascotas
Animales de compañía

Consejos para que tu gato no pase calor en verano

Existen algunos consejos que ayudarán a mantener el bienestar del animal con las altas temperaturas

06.08.2018 | 12:17
Sigue estos consejos para evitar que tu gato pase calor.
La ola de calor por la que estamos pasando no nos afecta tan solo a los humanos. Las mascotas también sufren por las altas temperaturas y, para evitar posibles golpes de calor, se deben tomar ciertas medidas con los gatos.

Estos animales son muy propensos a sufrir debido al calor, el cual pone en riesgo la salud de los mininos, ya que les gusta tumbarse al sol durante un tiempo. Además, los gatos no regulan correctamente el calor corporal cuando están deshidratados o en situaciones de mucho calor. Por ello, es importante seguir una serie de consejos y recomendaciones para crear el mejor ambiente posible para el gato.

Proporcionar un ambiente fresco


La primera medida que hay que tomar es mantener el hogar a una temperatura fresca. Para cumplir el objetivo, sería recomendable usar ventiladores o aire acondicionado, bajar las persianas cuando hace más calor, abrir las ventanas en las horas más frescas y, sobre todo, hacer que el gato disponga de agua fresca en todo momento.

Cuidado con las ventanas


Al abrir las ventanas para refrescar el hogar, es importante utilizar sistemas de protección como mosquiteras o redes. De este modo, se evita que el minino pueda escaparse o precipitarse al vacío, un accidente desgraciadamente habitual y que se denomina síndrome del gato paracaidista.

Agua siempre a su lado


El agua es lo más necesario para limitar las posibilidades de un golpe de calor o problemas derivados de las altas temperaturas. Por ello, el animal siempre debe tener a su vera un cuenco con agua o comida con alto contenido acuoso. Por ejemplo, en caso de que el gato salga a disfrutar un poco del sol a la terraza, hay que evitar las horas más calurosas, confirmar que hay sombras y poner agua al lado del gato.

Fuente: GETTY IMAGES

Juguete de hielo


Otra manera de refrescar al gato, y que al mismo tiempo se divierta y disfrute jugando, es crear una pelota de hielo. Son fáciles de hacer, ya que solo se necesita llenar un globo de agua, congelarlo y quitar después el plástico del globo. Así, el felino tendrá un juguete que podrá lamer y dar vueltas.

Cepillado y piscina


Los gatos deben ser cepillados en los meses de verano para que tengan la menor cantidad de pelo posible. Cuanto más pelo tengan, más calor tendrán los animales. Asimismo, cuando salga al exterior, sería recomendable que tuviera un barreño en el que meterse. Debería tener poca agua para que le cubra solo las patas y que se refresque las almohadillas.

Cómo detectar el golpe de calor


El golpe de calor puede llegar a ocasionar la muerte al gato. Debido a ello, es importante poder detectar cuanto antes esta afección. Cuando un felino comience a jadear demasiado; a moverse y respirar con dificultad; a tener un color rojo en sus mucosas; a padecer fiebre, vómitos, lengua caída o hemorragias, al animal le estaría dando un golpe de calor.

¿Cómo reaccionar?


Es importante llevarle a un veterinario cuanto antes, pero en casa también se le puede ayudar a combatir el golpe de calor. Hay que llevar al gato a un sitio fresco y proporcionarle frío en las zonas que regulan su temperatura: cabeza, cuello, ingles y axilas. Otra medida que hay que tomar es humedecer su boca con agua, sin obligarle a beber, y colocarle encima de una toalla húmeda.

Fuente: GETTY IMAGES
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine