18 de febrero de 2018
18.02.2018
mascotas
Pensamientos animalistas

Formas de afrontar la sensibilidad hacia los animales

18.02.2018 | 02:45
Formas de afrontar la sensibilidad hacia los animales
Un gran número de personas tienen una sensibilidad especial hacia el sufrimiento de los animales. Como ya hemos comentado anteriormente, éstos nos conectan con nuestra parte vulnerable y nos hacen experimentar una gran ternura que provoca emociones intensas hacia ellos. En el caso de un animal  que está sufriendo porque ha sido abandonado, maltratado o está encerrado en una perrera por ejemplo, se despierta en estas personas un sentimiento de dolor intenso al empatizar con ellos y su situación. Sin embargo, existen dos formas de afrontamiento a nivel psicológico de este dolor que nos provoca ver a un animal sufrir. Una es la evitación, que es una forma tóxica y desadaptativa de no enfrentarnos a los problemas.

En lugar de resolver, lo que se hace es huir de aquello a lo que tenemos porque nos genera malestar. Sin embargo, el fondo no sentimos culpables porque sabemos que estamos dando prioridad a nuestro bienestar, en lugar de ayudar al que lo está pasando mal.
La otra forma de afrontarlo es convertir esa pena, esa rabia y ese dolor en energía y fuerza para ayudarlos a cambiar su situación. Esta forma es más dura, más complicada y conlleva muchísimo más esfuerzo y sufrimiento para el que la realiza, sin embargo, dicha elección (aunque sea a nivel inconsciente es algo que decidimos) nos lleva a sentirnos muchísimo mejor con nosotros mismos, a ser coherentes con las emociones que experimentamos y es además una valiosa fuente de crecimiento personal. Las herramientas y la fortaleza psicológica necesarias para afrontar este tipo de situaciones, se desarrollan con el tiempo si realizamos nuestra ayuda hacia los animales de una manera sana. Es importante señalar que esta ayuda debe hacerse con conciencia y responsabilidad, puesto que al estar partiendo de una hipersensibilidad emocional, debemos poner nuestra atención en el control de las situaciones que manejamos.

Se ha de tener en cuenta por tanto, que esta hipersensibilidad al sufrimiento de los animales, puede ser canalizada para ayudarles y suponer también algo muy positivo para nosotros mismos. No obstante, su manejo inadecuado influye en ellos de forma directa y se puede convertir en algo negativo y perjudicial para todos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook