Tras semanas de especulaciones, ya parece claro que el defensa de la Roja y del Real Madrid Sergio Ramos, y la presentadora Pilar Rubio son pareja. Aunque ellos han tratado de jugar al despiste, lo cierto es que no le han puesto muchas ganas.

Hace unos días, ambos acudieron a una fiesta en la que coincidieron con otros famosos del panorama español, como Alejandro Sanz. Pese a que entraron y salieron por separado, se avivaron las sospechas.

Algo parecido ocurrió el pasado fin de semana, cuando ambos acudieron con sus mejores galas a un restaurante en el que compartieron una cena para dos. Una vez más, llegaron al local con varios minutos de diferencia, y salieron separados, pero esta vez no engañaron a nadie.

Aunque lo cierto es que la prueba más obvia la ha proporcionado el propio Sergio Ramos. El futbolista decidió hace poco añadir un nuevo tatuaje a los 12 que hasta ahora decoraban su piel.

El diseño elegido es ni más ni menos que la palabra Rubio, tatuado en la mano derecha, como se puede ver en la foto ampliada que ha publicado la revista ¡Hola!. Con semejante gesto, queda claro que entre los dos hay algo más que una amistad.

Pilar Rubio llevaba diez años saliendo con José Molinero, del grupo rock Hamlet, una relación seria de la que nadie esperaba que saliese. Por su parte, Sergio había estado un tiempo con la periodista Lara Álvarez.

Al parecer, de los pedazos de esas dos parejas ha surgido una nueva que será objeto de muchas miradas mediáticas.