El horno, junto con la campana de extracción y el microondas, son unas de las zonas más conflictivas de la cocina por la grasa, la suciedad y los gérmenes que pueden llegar a acumular.

Al ser electrodomésticos que se usan muy a menudo, necesitan una limpieza asidua, ya que, si esperamos demasiado tiempo, llega un punto que parece que ningún producto podrá salvarlo.

Lo cierto es que la realidad no es así y que, aunque no hayas limpiado el horno en meses, a pesar de estar constantemente cocinando en él, tiene solución.

En primer lugar, debes tener a mano unos guantes, esponjas y bayetas limpias, bicarbonato de sodio y vinagre. A continuación, retira las bandejas y rejillas que haya dentro porque tienes que limpiarlo por separado.

Si tu horno está muy sucio, este truco le irá genial. Coge un bol y añade 10 cucharadas de bicarbonato, cuatro cucharadas de agua caliente y otras cuatro de vinagre blanco o de manzana. Si la mezcla te queda muy diluida, añade más bicarbonato, te tiene que quedar como una pasta.

Seguidamente, espárcela por todas las superficies del horno, especialmente donde haya mucha grasa incrustada. Deja que actúe durante toda la noche y, a la mañana siguiente, prepara un pulverizador con vinagre y agua. Rocíalo por las superficies y frótalo todo con ayuda de una esponja. Por último, pásale un paño húmedo y retira todos los restos de producto.

En el caso de que este truco no haya funcionado del todo, puedes volver a repetirlo a la noche siguiente, aunque si ves que se hace muy complicado porque nunca lo has limpiado, acude a productos específicos para desengrasar.

Trucos de limpieza

De forma periódica tienes en nuestra sección de Decoración los trucos de limpieza que pueden hacer tu vida más sencilla. Se trata de pequeñas ayudas que hemos recopilado en los diferentes foros de internet y en las principales redes sociales en los que más saben de mantener a punto tu hogar te cuentan todo lo que saben. Son detalles que pueden hacer tu vida más fácil en el sentido de que gastarás menos tiempo y dinero para tener la casa lo más limpia posible, tanto para las visitas como para ti mismo. Esperamos que todos estos trucos sean de utilidad y los puedas aplicar.