La cocina es una de las partes del hogar que más trabajo nos cuesta tener limpia y reluciente, debido a que es donde más suciedad y grasa se acumula. (El truco para dejar el acero impecable con productos naturales)

En muchas ocasiones, las tuberías de nuestro hogar desprenden un olor desagradable difícil de eliminar. Lo más común es asociarlo a las condiciones de las tuberías del edificio o a la antigüedad de las mismas. Sin embargo, en más ocasiones de las que pensamos, este mal olor lo generamos nosotros mismos por un mal uso de los desagües de nuestro hogar.

Te mostramos una forma rápida y sencilla de eliminar estos olores desagradables. Lo único que tienes que hacer es hacer tu café de manera habitual en la cafetera. Después, déjalo enfriar, a continuación vierte los posos, directamente, sobre el fregadero y añade agua caliente.

La masa que se genera con los posos del café y el agua caliente actúa como un gran desinfectante que eliminará todos los restos que pueda haber en nuestras tuberías. Puedes realizar este proceso semanalmente para mantenerlas en buen estado y evitar el mal olor.

El peligro de tirar aceite y residuos por el fregadero

Te puede interesar:

A menudo, tiramos pequeños restos de comida por el fregadero pero debemos tener cuidado con esto y retirar los residuos antes de que estos caigan por las tuberías. Otro grave error es verter el aceite que hemos utilizado por el fregadero. Al mezclarse con el jabón puede generar graves atascos y generar un olor desagradable. Además, estos podrían necesitar de la ayuda de un fontanero para solucionarlos.