El baño es una de esas estancias de la casa que más gérmenes y suciedad acumula, sobre todo el váter que se llena diariamente de manchas y bacterias. Por eso, limpiarlo regularmente es una tarea imprescindible que debe convertirse en una obligación para proteger nuestra salud y la de los que conviven con nosotros.

Para poder llevar a cabo este cometido existen cientos de productos químicos que no tienen por qué ser efectivos pero que suelen ser costosos. Por eso, te dejamos unos trucos para que puedas mantener la salubridad de tu inodoro de la mejor manera con productos que tenemos en casa.

Es muy relevante tener en cuanta, sobre todo para ahorrar tiempo, que no es necesario frotar demasiado porque no es necesario. De hecho, lo que está más expuesto a la cal y los gérmenes son las paredes y el fondo por lo que es mejor usar escobillas y bayetas.

Los ingredientes imprescindibles para este tipo de limpieza es agua, legía y detergente para baño, sin embargo hay algunos más tradicionales y caseros que sirven igual de bien y que soy muy versátiles.

Trucos caseros para limpiar el inodoro

Limpia con Coca-Cola

Puede parecer algo raro pero lo cierto es que cualquier refresco con características parecidas sirve para limpiar la taza. Lo que tienes que hacer es verterla en el váter tanto directamente como en un espray y dejar que actúe. Seguidamente tienes que frotar y aclarar. Funciona estupendamente para marcas de óxido y cal.

Vinagre, bicarbonato y zumo de limón

Si tu problema está en que tu fondo está negro, este truco lo salvará. Tienes que mezclar en un vaso dos cucharadas de vinagre, dos de bicarbonato de sodio y el zumo de un limón. Cuando esté todo integrado échalo en la zona que quieras limpiar y deja que actúe unos 30 minutos. Pasado este tiempo, limpia la zona con la escobilla. Si aún no se ha limpiado del todo, tendrás que frotar con un estropajo, por supuesto, siempre con guantes.

Agua con sal y vinagre

Para este truco, coge un vaso y mezcla partes iguales de vinagre y agua y añade un poco de sal. A continuación échalo en el inodoro y deja que actúe unos cinco minutos. Utiliza la escobilla para retirar los restos de suciedad que no se hayan retirado después de que pase el tiempo.

Te puede interesar:

Agua oxigenada y bicarbonato

El fondo del inodoro es una de las zonas que más suciedad acumulan y las que peor se ven a nivel estético, por eso te recomendamos otra mezcla que con 100 gramos de bicarbonato y dos cucharadas de agua oxigenada. Esto generará un mejunje que tienes que echar en una bayeta o estropajo para limpiar el interior del váter. Después frota el fondo con la escobilla y esta mezcla y deja que actúe durante 20 minutos. Cuando ya hayan pasado, simplemente tira de la cadena.