25 de octubre de 2019
25.10.2019

Cinco remedios caseros para deshacerte de los pececillos de plata en casa

Aunque estos insectos son inofensivos, su presencia es indeseada ya que se reproducen fácilmente

25.10.2019 | 08:54
Los pececillos de plata se alimentan de papel y cartón.

Los pececillos de plata son una de las plagas más comunes que se dan en los hogares. Los 'Lepisma saccharina', su nombre científico, tienen su hábitat natural en el cuarto de baño, donde hay poca luz y humedad. Sin embargo, pueden aparecer en cualquier otro rincón de la casa, como por ejemplo en la cocina o en el interior de los armarios.

Aunque la visita de estos insectos es indeseada, debes saber que son totalmente inofensivos ya que no producen picaduras. En lugar de eso, su alimentación suele estar basada en silicona, papel, cartón o alimentos ricos en almidón.

Los pececillos de plata son de color gris plateado, miden de media unos 10 milímetros de largo, su cuerpo es alargado y angulado, no tienen alas y poseen unas largas antenas. Su velocidad y su rechazo a la claridad hacen que se oculten muy bien. Además, son insectos que se reproducen con mucha facilidad, por lo que es conveniente atacarlos cuanto antes.

Para prevenir su aparición en el hogar lo mejor que puedes hacer es evitar las filtraciones de agua, tapar bien las grietas que puedan aparecer o limpiar a fondo. Pero si el problema es que ya los tienes en casa no desesperes, aquí te traemos una serie de remedios caseros para eliminar los pececillos de plata.

Ácido bórico

Shutterstock

Este producto es la mejor arma que podrás encontrar contra los lepismas o contra cualquier otra plaga que tengas en casa. El ácido bórico puede comprarse en droguerías, farmacias e incluso en algunos supermercados. Para eliminar los pececillos de plata con este producto, solo tendrás que esparcirlo en las esquinas del suelo del baño o en los rincones en los que aparezcan estos insectos. Lo mejor es que lo hagas con precaución (mascarilla y guantes) y que no dejes que se acerquen a él las mascotas de la casa o los niños. Su efecto no es inmediato, por lo que no notarás cómo estos insectos desaparecen hasta unos días después.

Lavanda

Shutterstock

La lavanda es un repelente natural para estos molestos insectos. Puedes aplicar un par de gotas de aceite esencial de lavanda en los rincones en los que aparezcan los pececillos de plata o mezclarlo con agua en un spray y rociarlo en zonas más amplias. Los aceites de cítricos como el limón o la naranja también pueden utilizarse del mismo modo para ahuyentar a los lepismas.

La trampa del tarro

Shutterstock

Además de ahuyentar o eliminar los pececillos de plata directamente, otra opción es dejarles una trampa por la noche y deshacerte de ellos por la mañana. Una de las más conocidas es la trampa casera del tarro. Envuelve la parte exterior de un tarro con cinta de carrocero. Después deja en su interior copos de avena. ¡Los lepismas se pirran por el almidón que contienen estos cereales! Por la noche los insectos treparán al interior del tarro gracias a la cinta adhesiva, pero no podrán escapar ya que el vidrio del interior les hará resbalarse.

Virutas de cedro

Shutterstock

Otra forma de deshacerse de los pececillos de plata es colocar virutas y hojas de cedro por las diferentes estancias de la casa. Éste árbol desprende un olor agradable para las personas pero que los lepismas odian. Coloca las virutas en saquitos en los rincones en los que aparezcan estos bichos o en el interior de los armarios.

Canela

Shutterstock

La canela es uno de los mejores repelentes que existen contra los 'Lepisma saccharina'. Esta especia tiene además la ventaja de que puede encontrarse en polvo, para colocarla por la casa en saquitos, o directamente en rama, para guardarla en los armarios o en otros rincones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!