30 de agosto de 2019
30.08.2019

Diez cosas que no sabías que se podían meter en la lavadora

Las cortinas de la ducha, la fregona o las piezas de Lego son sólo algunas de ellas

30.08.2019 | 09:55
La fregona puede lavarse y desinfectarse en la lavadora.

La lavadora puede convertirse en tu gran aliada, y no sólo a la hora de lavar la ropa. Este electrodoméstico puede ahorrarte tiempo y esfuerzo ayudándote a limpiar objetos de la casa que posiblemente no se te había ocurrido que podían meterse en la lavadora. Estos son sólo algunos de ellos.

La fregona

Al igual que cualquier otro utensilio de limpieza, la fregona debería limpiarse casi a diario, pero si eres como la mayoría de las mortales seguramente no cumplas esta regla. Para remediarlo y desinfectar la fregona de una pasada puede probar a meter la mopa en la lavadora en una bolsa de malla.

Alfombrillas de la ducha

Las alfombrillas antideslizantes que se colocan en el suelo de la bañera o ducha para no caerte también se pueden meter en la lavadora. Al ser baratas, lo normal es comprar una nueva de vez en cuando. Pero si notas que son un caldo de cultivo para el moho, puedes lavarla con un programa frío y centrifugado corto.

Las bolsas reutilizables del supermercado

Al hacer la compra es normal que las bolsas que utilizamos se manchen con algún que otro alimento. Si esas bolsas son reutilizables de tela, puedes dejarlas como nuevas metiéndolas en la lavadora con una carga de agua tibia.

Shutterstock

Peluches

Algunos restos de comida y polvo se pueden acumular en los peluches de los más pequeños. Para limpiarlos como es debido puedes meter todos los peluches que puedas en la lavadora y poner un programa para prendas delicadas con sólo un poco de detergente. ¡Ojo! Si alguno tiene pilas acuérdate de quitarlas primero.

Cortinas de ducha de plástico

Algunos objetos de plástico también tienen cabida en la lavadora. Si tu cortina de baño ya no da para más, prueba a lavarla con agua fría ya que las altas temperaturas pueden dañarlas, sobre todo si tienen dibujos. Utiliza un ciclo corto y, muy importante, no centrifugues porque este proceso podría romper tus cortinas.

Shutterstock

Piezas de Lego y otros pequeños juguetes

Es posible que todavía tengas algunas piezas de Lego en casa o que alguna vez hayas visto a un niño meterse una a la boca. Pero es inevitable que con el tiempo la suciedad se quede incrustada en ellas, por lo que puede ser un peligro. Para solucionarlo, mételas en una bolsa de rejilla? ¡Y a la lavadora!

Alfombrillas de puzzle

¿Tienes niños en casa? Si la respuesta es afirmativa es posible que tengas en casa una de estas alfombras de puzzle tan seguras y prácticas. Para lavarlas solo tendrás que desmontarla y meterla en el lavavajillas o en la lavadora con un programa de agua fría.

Shutterstock

Almohadas

Las almohadas suelen adquirir un tono amarillento por culpa del sudor y la saliva. Para eliminar esas antiestéticas manchas puedes meterlas en la lavadora, ya sean de plumas o sintéticas. Déjalas secar bien al aire para evitar la aparición de moho.

Las camas de tus mascotas

Si no son muy grandes, puedes probar a lavar las camas de tus mascotas en la lavadora del mismo modo que las almohadas. Eso sí, hazlo sólo en caso de que la cama no tenga un cartón en la parte interior, ya que muchas de ellas suelen tenerlo para mantener rígido el fondo.

Shutterstock

Alfombrillas de coche

Por mucho que quieras pasar por alto la suciedad que se acumula en las alfombrillas del coche, tarde o temprano tendrás que limpiarlas. Para ello, sólo tendrás que aspirarlas primero y meterlas después en la lavadora con un programa corto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!