Ni cada tres días ni cada dos semanas: los expertos aclaran cuando hay que cambiar las fundas de la almohada

Si no lavas con regularidad, la suciedad se acumula hasta el punto de traspasar la funda y llegar al cojín

Ni cada tres días ni cada dos semanas: los expertos aclaran cuando hay que cambiar las fundas de la almohada

Ni cada tres días ni cada dos semanas: los expertos aclaran cuando hay que cambiar las fundas de la almohada / Prensa Ibérica

¿Cuándo fue la última vez que lavaste las fundas de las almohadas? Si ha pasado más de una semana, es importante que sepas que se acumula mucha más suciedad de la que piensas. Aunque creas que está completamente limpia, la realidad puede ser diferente.

Nuestro cuerpo constantemente libera células muertas, al igual que nuestra cara y cuero cabelludo. Mientras dormimos, estas células muertas se acumulan en la almohada, especialmente si siempre apoyamos la cara en el mismo lugar. Lo sorprendente es que los ácaros del polvo, que también se encuentran en la almohada, se alimentan de estas células muertas que desprendemos mientras dormimos.

Los dermatólogos han confirmado que los ácaros del polvo están presentes en todos los hogares, sin importar cuánto limpiemos. Estos ácaros dejan residuos y alérgenos a medida que se desplazan, y aunque no podamos verlos, es importante ser conscientes de su existencia.

Además de los ácaros, la funda de la almohada acumula caspa, cerumen, saliva y sudor. El 70% de los residuos presentes en la funda son invisibles, lo que indica que la suciedad no proviene únicamente de los ácaros, sino también de nosotros mismos. Cada persona expulsa alrededor de 1 litro de sudor, 10 gramos de sal, 40 gramos de grasa y 2.000 millones de células muertas.

Esta es la frecuencia exacta con la que debemos cambiar las sábanas para dormir mucho mejor

Esta es la frecuencia exacta con la que debemos cambiar las sábanas para dormir mucho mejor / Prensa Ibérica

Además, hay otros residuos naturales y artificiales presentes en nuestra cabeza, como saliva, pelo, caspa, mucosidad, cerumen, y productos como maquillaje, cremas, gominas, entre otros. Como ves, es fundamental lavar la funda de almohada para que cumpla su propósito.

Esto es lo que dicen los expertos

Los expertos sugieren realizar al menos un lavado semanal. Si no la lavas con regularidad, la suciedad se acumula hasta el punto de traspasar la funda y llegar al cojín, donde permanecerá de forma permanente. En este caso, también deberías lavar tus almohadas.