Carla Antonelli, que se convirtió en la primera persona que solicitó el cambio de nombre y sexo en su DNI, volverá en tres meses en ser de nuevo la primera. En este caso la primera transexual y diputada en España. Con su incorporación a la lista que encabeza el socialista madrileño Tomás Gómez, Antonelli, señala que se aportará "visibilidad a la T" de transexual, precisamente "uno de los colectivos más excluidos" para añadir, a renglón seguido, que su trabajo en el Parlamento regional "irá más allá" de esa T al apoyar a los socialistas para que el cambio en la Comunidad sea una realidad a partir del 22 de mayo.

Uno de sus principales ejes de actuación que ya tiene en mente será el respaldo al proyecto de Ley de la Transexualidad, que el PP tumbó con sus votos en esta legislatura. En este punto, Antonelli ve positiva la creación de la Unidad de Género por parte del Ejecutivo de Esperanza Aguirre pero defiende que esto "no debe ser hacer obras de caridad sino una garantía para que sea una prestación para siempre".

Antonelli, la que será la primera diputada transexual de España, ha insistido en la importancia de la visibilidad del colectivo y su correspondiente normalización. "Al copar todos los espacios sociales demostramos que podemos estar en todos los ámbitos laborales y eso es un mensaje a los empresarios para que no se nos mire como un estereotipo", opina y añade que el paro azota al 70 por ciento de la transexualidad.

Ya advierte de que los hombres y mujeres transexuales estarán "hasta en la sopa" en la próxima legislatura para poner coto a la actual situación, en la que "la T (de transexualidad) es la asignatura pendiente".

Mientras, el secretario general del PSM-PSOE, Tomás Gómez, indicó que el fichaje de Antonelli no responde a un "afán de búsqueda de votos", sino que es una muestra de que las listas socialistas son el reflejo de la sociedad abierta que es Madrid.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aseguró que le parece "perfecto" que "cualquier persona que quiera representar a los madrileños, cualquiera que sea su orientación sexual, pueda hacerlo".

La actriz, que ha estado muy relacionada con el PSOE en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido activista por los derechos de las personas transexuales de forma directa desde el año 1977.