12 de marzo de 2010
12.03.2010

"Aznar hace más de 3.000 abdominales"

Bernardino Lombao, entrenador del ex presidente, dijo de Zapatero que "es una ruina física"

12.03.2010 | 01:18
Bernardino Lombao, entrenador de José María Aznar.
Un fenómeno. Es el entrenador de José María Aznar. Bernardino Lombao, antiguo atleta olímpico, aún compite y aspira al récord mundial de su categoría en salto de pértiga. En realidad, Aznar es ahora el entrenador de Lombao, el artífice de la ´tableta´ que exhibió el ex presidente, cuya foto dio la vuelta al mundo

-¿Usted tiene la misma tableta que Aznar?
-(Carcajada). Él es un fantasma. Ya le digo, "a ver qué músculo vas a enseñar el próximo verano" porque lo del año pasado fue una maravilla. Él era una ruina, hace doce años corríamos diez minutos y se moría. Ahora está bien porque entrena a diario esté donde esté.

-¿Cuánto corre usted al día?
-El presidente (sic) corre mucho y yo ahora voy en bicicleta porque al ritmo que va ya no le sigo. Yo hago unas dos horas de entrenamiento al día pero mezclando trabajo aeróbico, que puede ser correr, bicicleta o nadar, y un trabajo de fuerza para mantener la musculatura, con pesas, fondos o abdominales.

-No ha dicho si tiene la tableta de Aznar.
-No, no. Yo puedo tener los abdominales más fuertes que él pero para que se marquen tienes que tener un porcentaje pequeño de grasa. Yo tengo un buen abdominal pero no la fantasmada de este verano de mi preparador físico.

-¿Con 56 años y 65 kilos de peso se pueden hacer más de 2.000 abdominales diarios?
-En navidades le dije: "Presidente, mañana hacemos el día del abdominal". Propusimos hacer 3.000 y al final fueron 3.012. Y dos días después me dijo: "Hice trampa, fueron 3.013".

-¿Esa tableta es sexy?
-Es salud. Esa tableta está protegiendo la espalda y evita las miserias que nos vienen con la edad. Todo el mundo está hecho una ruina, no hay más que ver cómo anda.

-¿Cuál es la edad biológica de Aznar?
-Unos quince menos.

-¿Ana Botella sigue su ritmo?
-No, es más blandita. De vez en cuando hace algo, pero no. Es que este hombre es un monstruo de disciplina. Por eso es mi entrenador, junto a Jesús Carballo, que es mi preparador de acrobacias, y otro que me asiste en la pértiga.
-¿Es cierto que Aznar hace diez kilómetros en cinco minutos?
-Eso sería más que el récord del mundo. Hace un kilómetro en cinco minutos, pero no todos, aunque tiene un ritmo casi de atleta.

-¿Siguen entrenando a las 7 de la mañana?
-No, ahora, a las nueve, como los ricos.

-¿Entrena dos veces al día?
-Normalmente una, aunque, si por la mañana hicimos carrera, por la tarde hacemos pesas.

-¿Le llama Bernardo?
-Me llama Bernardo. Al principio me llamaba Bernardino pero luego me empezó a llamar Bernardo. Y al ejercicio más importante de abdominales, que es con una pesa de veinte kilos en las manos, le llama el lombardino. "Bernardo, ¿hacemos unos lombardinos?". Es por vicio; yo hago una serie de 50 y él, como es muy fantasma, las hace de cien.

-¿Será vigoréxico?
-No, lo que pasa es que es una persona que ha incorporado a su disciplina el ejercicio.

-¿Toman anabolizantes o esteroides para tener más músculo?
-No, lo que hay que tomar son suplementos alimenticios, con vitaminas y antioxidantes; son fundamentales contra los radicales libres.

-¿Cuánto le cobra?
-Nada. Un día nos encontramos y me saludó. "Hombre, presidente, qué alegría, me conoce". De chaval, con once años, venía a verme correr a la Universitaria con su padre cuando yo era un figura del atletismo. Luego, cuando en los años setenta fuimos campeones de balonmano con el Atlético de Madrid, también me siguió. Otro día, volvimos a coincidir y me pidió que lo entrenara. Yo le puse la condición de que fuese con continuidad y no sólo para la foto. Empezamos y hasta aquí hemos llegado.

-¿Qué beneficios le reportó?
-Económicos, ninguno. Cuando llegó Zapatero me quitaron los dos programas de televisión de promoción del deporte que tenía desde la época de Felipe González.

-¿Ve a Zapatero en forma?
-(Carcajada) Ahora dicen que corre algo. Un día, en un acto, me presenté y me miró con ojos de loco señalándome con el dedo. "Te conozco muy bien". Estaba mosqueado porque en una entrevista había dicho que era ´una ruina física´. ¡Oye, y lo tenía clavado!

-¿Otros políticos en forma?

-Zaplana. Esperanza (Aguirre) hace a las seis de la mañana sus entrenamientos. A Francisco Camps también se le nota. Ibarretxe tiene una disciplina. Y del Gobierno actual, Miguel Sebastián y Alfredo Pérez-Rubalcaba , que se le nota que hizo atletismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!