17 de enero de 2010
17.01.2010
Diario de Mallorca
Boulevard

Langosta y Vega Sicilia en el yate de Díaz Ferrán

17.01.2010 | 07:30
Sólo un hombre ha materializado el sueño de tener por esposa a Hillary Clinton y por amante a Gina Gershon. En la foto, la actriz acompaña en el Gran Hotel de Palma a Paul Allen, creador de Microsoft y uno de los mayores magnates del planeta.

El hombre fuerte del PP alardeaba el jueves de que "a Bauzá le quedan dos telediarios, aquí se hará lo que yo diga", por lo que este sector ya lo tenemos cubierto. Si se plantea usted cómo salvar al Govern recongelado, le responderé con un escéptico para qué molestarse, una vez que los integrantes del Pacto de Progreso funcionan como meros jefes de mantenimiento de los proyectos de James Matas, del Metro a Son Espases. Bonus track: Miles de personas me abordan por la calle para preguntarme qué música escucha Rafael Nadal en su deslumbrante Aston Martin. Un CD de David Bisbal, dedicado.
Resuelta la actualidad política, nos centraremos en todo lo que usted querría saber sobre Gerardo Díaz Ferrán, pero no se atrevía a preguntárselo. El juez Santiago Pedraz ha archivado en la Audiencia Nacional la denuncia contra Air Comet. No podía ser de otra manera porque ningún presidente de la CEOE hubiera disfrutado del último verano mallorquín con la intensidad desplegada por el dueño de la compañía aérea hundida, si sobre su conducta se cerniera la mínima sombra de reproche penal.
A bordo del Leuqar –el nombre de su esposa en sentido inverso–, Díaz Ferrán disfrutó de jornadas náuticopesqueras que demuestran una fe ciega en la marcha de sus empresas. Vega Sicilia era el vino habitual en los almuerzos informales que interrumpen las labores de pesca a media mañana. En la licorería servida después de la comida de mediodía, ninguna botella estaba por debajo de 500 euros, según los importantes empresarios mallorquines que fueron huéspedes en el yate de 27 metros. Los trabajadores de Air Comet ya habían dejado de cobrar sus sueldos, pero está claro que su jefe confiaba en un pronto alivio de la situación.
Si la jornada de pesca no se presentaba favorable, Díaz Ferrán compraba decenas de kilos de langosta para abastecer el Leuqar durante la travesía que arrancaba de Puerto Portals. Cuando las relaciones del patrón de patronos y el PSOE eran boyantes, los socialistas baleares permitieron que el yate atracara repetida y duraderamente en las disputadas instalaciones del Port de Ciutadella. Simultáneamente, el constructor que reformó el chalet del presidente de la CEOE en Bendinat le reclama más de 700 mil euros, una bagatela para el empresario. Respecto a la venta del imperio Marsans a Orizonia, Gabriel Subías, consejero delegado de la segunda, aseguraba el viernes que "trabajamos en esta operación, pero la situación está enmarañada y hay pocas posibilidades".
En vez de escandalizarse, recuerde que los VIPs nunca serán comprendidos por los VOPs –Very Ordinary Persons–. En Mallorca deberíamos estar especialmente preocupados por el futuro de la cadena Hotetur, la rama hotelera de Díaz Ferrán que gestiona en la isla siete de sus 31 establecimientos. Su suerte está más ligada de lo deseable a Air Comet, puesto que fue utilizada como pulmón de la compañía aérea.
Con hoteles de cadenas mallorquinas de relumbrón cerrados en el Caribe, y el ultimátum de colegios de pago a padres de alumnos para que satisfagan las mensualidades de sus hijos –siempre les quedará internet, la guardería global–, comienza un año duro, en el que las taifas de UM se trasladan a Calvià porque María José Rodríguez presenta lista alternativa a Isidre Cañellas.
El mundo empresarial está agitado. Mapfre ha comunicado por burofax a la Policlínica Miramar que anula su contrato asistencial con ese establecimiento, que no será el último. Reina el pesimismo ante las negociaciones para enderezar la situación. La cantidad equivale a seis millones de euros anuales. La clínica mallorquina emplea a más de quinientos trabajadores. La propiedad no hace comentarios pero, conociendo al hotelero Francisco Miralles, tampoco venderá a quienes eso pretenden.
Me pregunto cómo he podido vivir tanto tiempo sin estar enamorado de Marion Cotillard. A continuación, me pregunto qué tiene de extraño que se persiga la corrupción en plenas Navidades, cuando no consta que los corruptos interrumpieran su actividad en esas fechas. Finalmente, me pregunto por qué el interior del palacete se parece tanto a una casa de Pollença. Porque tomaron fotografías de las habitaciones y las reprodujeron en Sant Feliu, sin escatimar en gastos.
El sueño de millones de hombres sería tener por esposa a Hillary Clinton y por amante a Gina Gershon, pero sólo uno ha materializado esa aspiración. Ahora que se refresca la amistad íntima del desencadenado Bill Clinton con la protagonista de Cocktail, Showgirls y, sobre todo, Lazos ardientes, recordemos que la actriz visitó Mallorca a bordo del Medusa y en compañía de su entonces dueño, Paul Allen. El cofundador de Microsoft mide su fortuna en billones de pesetas y su actual yate alberga una pista de baloncesto reglamentaria. El magnate y la actriz asistieron a una fiesta en el Gran Hotel palmesano, junto a los Eurythmics, Annie Lennox y Dave Stewart.
El sueño de millones de mujeres sería emparejar sucesivamente con el hombre más rico y con el hombre más poderoso del mundo, pero sólo Jackie Onassis y Gina Gershon han materializado esa aspiración. Los Clinton mantienen un matrimonio bicameral, en el que siempre cabe más gente. Leo Mi vida, la autobiografía de Bill Clinton, para ver si me contagio de sus dotes de seducción. En cambio, me encuentro con la frase "después de un par de días relajados con los Reyes en la isla de Mallorca". Vino con Hillary, no con Gina. La frase laudatoria, con el sello de su autor, sería más relevante como promoción de la isla que el olorista que la conselleria de Turismo lleva a Fitur. Ahora bien, ¿quién utilizaría gratuitamente a uno de los líderes clave del siglo XX, pudiendo pagar tres millones de euros por un tenista?
Reflexión dominical manzanera: "Ser mallorquín significa estar rodeado de personas que no te gustan, pero a las que no deseas cambiar por otras".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!