27 de noviembre de 2009
27.11.2009

Infiltrados en la fiesta de Obama

Los Salahi se colaron en la cena de Estado que el presidente de EEUU ofreció en la India

26.11.2009 | 22:00
Infiltrados en la fiesta de Obama
El servicio secreto estadounidense investiga un fallo de seguridad al confirmar que una conocida pareja de la alta sociedad estadounidense se coló el martes en la cena de Estado que dio la Casa Blanca al primer ministro indio, Manmohan Singh.
El presidente, Barack Obama, y su esposa, Michelle, recibieron a 300 invitados en una recepción de lujo calificada como uno de los grandes eventos del año. Entre los invitados figuraron personalidades de todo el país, algunos de ascendencia india, como el gobernador de Luisiana, el republicano Bobby Jindal, el premio Nobel de Economía Amartya Sen y el realizador Steven Spielberg.
Quienes no figuraban en la lista era el matrimonio Michaele y Tareq Salahi, que entró sin invitación. La pareja colgó en su página personal de Facebook las fotografías con Biden y Emanuel así como con el alcalde de Washington, Adrian Fenty, la corresponsal de CBS Katie Couric y el representante republicano, Ed Royce. En otra foto Michaele Salahi aparece junto a tres infantes de marina de uniforme, ataviada con un shari color rojo con bordados dorados, traje típico de la India que llevaron muchas invitadas.
The Washington Post describe a los Salahis como "juerguistas jugadores de polo del norte de Virginia". Son además candidatos para un reality show televisivo titulado Las verdaderas amas de casa de Washington, un programa sobre la vida cotidiana de un grupo de amigas de la alta sociedad, emulando la popular serie de televisión. La pareja saltó a los titulares de los diarios locales por una amarga trifulca familiar relativa a la venta de una explotación vinícola en Virginia hace un años.
Un portavoz del servicio secreto, Ed Donovan, confirmó que los Salahi no estaban invitados pero aseguró que el presidente Obama no corrió peligro porque pasaron por los mismos controles de seguridad que los más de 300 asistentes. El empresario y su esposa son habituales de los torneos de polo, y otros actos sociales o fiestas que se celebran en Washington, así como de las revistas del corazón.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!