Por primera vez, el mayor touroperador alemán, Tui Deutschland, ha transportado más compatriotas a Turquía que a Mallorca. El adelantamiento era previsible porque las magnitudes resultan incomparables: un país en pleno auge turístico 216 veces más grande que una isla donde esta industria ha tocado techo. Sí ha sorprendido, sin embargo, la velocidad del relevo en el puesto de honor. Este verano los otomanos han vivido un año extraordinario. Las reservas de Tui Deutschland crecieron un 10% y, en gratitud, su consejero delegado Volker Böttcher se ha trasladado hasta la capital, Estambul, para presentar su programa estival de 2011. En la ciudad puente entre Europa y Asia confirmó ayer que Mallorca ha sido desbancada.

Además, los hoteleros de la isla se han visto forzados a reducir un 1% el precio de las habitaciones comercializadas a través de este mayorista, mientras el resto de competidores los mantienen –Portugal, Marruecos y Chipre–; los suben un poco –Italia, Grecia, Egipto, Túnez y Cabo Verde–; los aumentan sensiblemente –en Canarias crecen un 3,5% por la incorporación al portafolio de alojamientos de mayor categoría–; o los incrementan con fuerza, caso de Turquía (un 6% más). Esta divergencia de precios va en consonancia con lo anunciado hace dos semanas por el otro gran mayorista, Thomas Cook.

Como era de esperar, Böttcher ha aplaudido la rebaja mallorquina al tiempo que espera un avance en la calidad del servicio prestado en los establecimientos. "Es un reto", reconoció, aunque no explicó cómo se conseguirá.

El mercado alemán, con una economía pujante, parece que puede satisfacer a todos. Las perspectivas para Mallorca son buenas. Las reservas para pasar las vacaciones en invierno crecen con la misma alegría que en Turquía: un 15%. En verano, Tui Deutschland eleva su capacidad con más hoteles exclusivos en la Platja de Palma (las reservas sólo se pueden hacer a través del touroperador) y un 2% más de aviones.

Molestos con Nájera

Por otra parte, Volker Böttcher evidenció cierto malestar con la gerente del Consorcio de la Platja de Palma, Margarita Nájera. "No nos han presentado el proyecto [de reforma]. Se oyen muchas cosas pero desconocemos qué se hará", confirmó. A falta de conocer los detalles, salió al paso del debate sobre el deterioro de esta zona emblemática del turismo mallorquín. "El ruido que se hace no corresponde con la realidad", aseguró. A renglón seguido, hizo una defensa encendida de la Platja de Palma. "Es la zona más estable de nuestro portafolio. Las reservas anticipadas para el próximo verano marchan a un ritmo histórico. Dentro de veinte años seguirá siendo un destino muy importante", zanjó. Tal es la apuesta de Tui Deutschland por este enclave que la incorporación de nuevos hoteles exclusivos –sólo los comercializan ellos– se ha producido allí.