Tecnología

Las gafas de realidad aumentada serán las pantallas de nuestros ordenadores portátiles

Llegan las laptops “virtuales”: el futuro de la informática hogareña y su cruce con la realidad aumentada

Un nuevo ordenador portátil usa gafas de realidad aumentada en reemplazo de la tradicional pantalla.

Un nuevo ordenador portátil usa gafas de realidad aumentada en reemplazo de la tradicional pantalla. / Crédito: Sightful.

Pablo Javier Piacente

Un nuevo modelo de ordenador portátil, denominado Spacetop G1, deja de lado la tradicional pantalla para integrar todos los elementos visuales en un par de gafas de realidad aumentada. El usuario solo dispone de un teclado integrado a las gafas, pero luego dispara mediante gestos las distintas aplicaciones, que se "proyectan" frente a sus ojos.

Una alianza entre dos firmas tecnológicas ha dado lugar a la creación del primer ordenador portátil sin pantalla: se trata de una laptop que reemplaza a este elemento por gafas de realidad aumentada, que se integran con un teclado que funciona como cuerpo del dispositivo y que también incluye el compartimento de los procesadores. Las aplicaciones se gestionan directamente desde las gafas, a través de gestos y movimientos.

De acuerdo a un artículo publicado en Futurism, el modelo que intenta modificar el tradicional diseño de “libro” que domina a los ordenadores portátiles desde su nacimiento se denomina Spacetop G1, y es el resultado de los esfuerzos de la empresa Sightful y la firma Xreal, especializada en gafas de realidad aumentada. Son precisamente las gafas las que dejan en el pasado a la pantalla, agrupando todos los elementos visuales para que el usuario los active en forma virtual y directamente frente a sus ojos.

Elementos visuales en el aire

La realidad aumentada reproduce en forma interactiva entornos reales, a través de elementos visuales digitales que incluso optimizan la experiencia física, sumando sonidos y otros estímulos sensoriales mediante tecnología holográfica. Las gafas permiten acceder a todos estos recursos de una forma inmersiva, como por ejemplo sucede con los videojuegos.

Según explican los fabricantes en distintos materiales promocionales, el dispositivo posee un par de gafas gruesas y oscurecidas, que se guardan dentro de un recorte en la solapa adherida al sector inferior del equipo, en el lugar que ocuparía la pantalla en un ordenador portátil convencional. Este primer modelo trabaja con una versión adaptada del sistema operativo Android, por lo que los especialistas consideran que su funcionamiento es más parecido al de una tableta que al de una laptop.

Así funciona la laptop que no posee pantalla. Crédito: Sightful / YouTube.

Sumergirse en un mundo propio

Además de la experiencia más realista que supone “sumergirse” en las aplicaciones utilizando las gafas de realidad aumentada, este ordenador sin pantalla pasa casi desapercibido mientras se realizan otras tareas, como disfrutar de una tarde al aire libre cerca de una piscina. Sin embargo, en un artículo de Laptop Mag se indica que el lanzamiento tiene grandes desafíos a superar, como su elevado precio y el desarrollo de nuevas versiones con mayor capacidad operativa.

Por el momento, el ordenador portátil sin pantalla ofrece las opciones del sistema operativo SpaceOS, que como se indicó previamente está basado en Android. Se encuentra diseñado principalmente para la productividad: el usuario confía en las gafas de realidad aumentada para recibir toda la información visual, ubicándose en el interior de un espacio virtual que alberga todos los elementos informáticos interactivos habituales.