Un hombre de 46 años se atrinchera y amenaza con hacer saltar por los aires su casa en Costa de la Calma

El indiividuo ha sido trasladado en ambulancia a Son Espases después de que negociadores de la Guardia Civil le hicieran desistir

Los hechos han ocurrido en la Avenida del Mar en Costa de la Calma

Los hechos han ocurrido en la Avenida del Mar en Costa de la Calma / Google Maps

Lorenzo Marina

Lorenzo Marina

Un hombre de 46 años se ha atrincherado en su casa de Costa de la Calma este sábado y ha amenazado con hacerla saltar por los aires, al provocar el estallido de bombonas de butano en su domicilio. Los vecinos han dado la voz de alarma y se han vivido escenas de tensión ante el temor de que prendiera fuego a su domicilio. La Guardia Civil ha llevado negociadores para aplacarle y Bombers de Mallorca ha sofocado los pequeños incendios. A continuación le han administrado calmantes y ha sido trasladado en ambulancia a Son Espases. Una vez allí, ha quedado ingresado en el área de psiquiatría del hospital.

La alarmante situación se ha iniciado sobre las doce del mediodía en un domicilio situado en el número 42 C de la Avenida del Mar en Costa de la Calma, en el término municipal de Calvià. Por motivos que aún se desconocen, un hombre ha amenazado a gritos con incendiar su casa y hacerla estallar. En un momento dado ha sacado la goma de la bombona del butano y ha lanzado al exterior una llamarada a través de la persiana mallorquina. Los vecinos han llamado a los servicios de emergencia.

Hasta el domicilio de esta persona se han movilizado efectivos de la Guardia Civil, Policía Local de Calvià, Bombers de Mallorca y asistencias sanitarias del Ib-Salut. La principal preocupación en un principio era si se encontraban en el inmueble su esposa o cualquier otra persona.

Tres horas de tensión

Antes de hacer una intervención en el lugar, la Guardia Civil ha movilizado negociadores para que entablaran contacto con esta persona para hacerla desistir en sus intentos. Bombers de Mallorca han acudido para apagar los fuegos que había iniciado en el domicilio. La tensa situación se ha prolongado durante unas tres horas.

Finalmente, sobre las tres de la tarde, este hombre ha desistido de sus intenciones destructivas. Los efectivos de la Guardia Civil le han detenido y han acompañado al personal sanitario para que le atendiera. Los facultativos le han administrado calmantes antes de ser trasladado, escoltados por los efectivos del instituto armado, a psiquiatría de Son Espases para ser explorado.