Tribunales

Condenado un conductor que mató a un ciclista de 17 años en Alaró y huyó

El acusado acepta dos años de prisión, que quedan en suspenso, por el atropello mortal ocurrido en octubre de 2021

Circulaba a velocidad excesiva y cuando fue detenido dos días después del accidente dio positivo en cannabis y cocaína

El joven condenado, ayer durante la vista celebrada en un juzgado de lo penal de Palma. | M.O.I.

El joven condenado, ayer durante la vista celebrada en un juzgado de lo penal de Palma. | M.O.I.

Marcos Ollés

Marcos Ollés

Un joven fue condenado ayer a dos años de prisión por atropellar mortalmente a un adolescente de 17 años en Alaró y darse a la fuga. El acusado circulaba a velocidad excesiva y dio positivo en cannabis y cocaína cuando fue detenido dos días después del siniestro, pero la Fiscalía considera que no se puede acreditar que cuando ocurrieran los hechos estuviera droga. El conductor reconoció los hechos durante la vista celebrada en un juzgado de lo penal de Palma y se declaró autor de delitos de homicidio por imprudencia grave y abandono del lugar del accidente. La jueza dictó sentencia en el acto tras el acuerdo alcanzado entre el ministerio público, el abogado defensor, Gaspar Oliver y la acusación particular.

«No lo pude evitar. Pido disculpas, es lo único que puedo decir», se excusó ante los padres de la víctima y otros familiares que estaban presentes en la sala. «Mi hijo no se merecía esto», replicó la madre del menor fallecido. El acuerdo incluye que los allegados del adolescente sean indemnizados con unos 170.000 euros en total y que la pena de prisión quede en suspenso. El joven pierde además el carné de conducir.

Los hechos ocurrieron hacia las ocho menos cuarto de la tarde del 12 de octubre de 2021 en la carretera Ma-2022, que une Alaró y Consell. El conductor condenado iba al volante de un Ford Tourneo propiedad de su padre. Como él mismo reconoció, lo hacia a velocidad excesiva e inadecuada. A la salida de una curva, se topó con dos chicos que circulaban en bicicleta en su mismo sentido.

El coche se llevó por delante a uno de los menores, un adolescente de 17 años. La rueda trasera de la bicicleta quedó atrapada entre la parte inferior del turismo y el pavimento y la víctima impactó contra el techo del automóvil. Salió despedido hacia adelante y hacia arriba y finalmente acabó cayendo sobre el asfalto a 71 metros del lugar de la colisión.

El conductor del coche se dio a la fuga pese a la gravedad del accidente. El amigo de la víctima y otra conductora que presenció el choque y se detuvo alertaron enseguida a los servicios de emergencias. El adolescente fue trasladado en estado crítico a Son Espases con gravísimas lesiones cerebrales y falleció dos días después.

Positivo en drogas

La Guardia Civil de Tráfico abrió una investigación y en cuestión de horas consiguió identificar el vehículo que atropelló a la víctima y localizar al conductor, que fue detenido el 13 de octubre. El joven aceptó ser sometido a análisis de sangre y orina, que dieron positivo en cannabis y cocaína.

Inicialmente, la Fiscalía y la familia de la víctima, que ha ejercido la acusación particular en la causa, sostenían que en el momento del siniestro tenía sus facultades mermadas por el consumo de drogas y reclamaban para él penas que sumaban seis años y medio de prisión. Sin embargo, tras el acuerdo sellado ayer antes del juicio retiraron esta alusión a los estupefacientes y rebajaron su petición a dos años de cárcel, que el acusado aceptó.