Investigación

Detenido un joven por agresiones sexuales a su sobrina durante años en Alcúdia

La menor contó a una compañera del colegio que su tío abusaba de ella desde que tenía cuatro años y el centro alertó a la madre

Las violaciones habrían ocurrido en el domicilio del acusado

El sospechoso ha sido detenido por la Guardia Civil en Alcúdia. | DM

El sospechoso ha sido detenido por la Guardia Civil en Alcúdia. | DM

Marcos Ollés

Marcos Ollés

La Guardia Civil ha detenido en Alcúdia a un joven acusado de agredir sexualmente a su sobrina durante unos cinco años. La menor reveló los abusos a una compañera del colegio y el centro educativo alertó a la madre, que presentó una denuncia. Los informes psicológicos señalan que la conducta de la niña, que tiene ahora nueve años, son compatibles con un caso de abusos. El sospechoso, de 25 años, ha quedado en libertad provisional por orden judicial, mientras la investigación sigue abierta.

El caso fue detectado hace unos tres meses por un comentario que la niña hizo a una amiga, según han explicado fuentes próximas a las pesquisas. «Mi tío me hace el amor desde los cuatro años, pero a mí no me gusta», le contó. Esta revelación llegó a oídos de los responsables del centro educativo, que informaron a la madre de lo sucedido. La mujer llevó a la niña a un centro médico para someterla a una revisión, en la que no se hallaron lesiones, y a un psicólogo. El colegio, por su parte, informó a la Unidad de Valoración de Abuso Sexual Infantil (UVASI) del Consell de Mallorca.

Unas semanas después se produjo otro episodio en el colegio. La niña envió varias fotografías y vídeos en los que aparecía desnuda a un compañero. El centro informó a la madre, que habló con la menor sobre lo ocurrido. «Mi tío me ha hecho algo malo. Me ha desnudado y me ha obligado a tocarle y yo no quería. Él también se ha desnudado», le contó la pequeña.

La madre acudió a la Policía Nacional a finales de mayo para presentar una denuncia contra su hermano por los supuestos abusos sexuales. Según explicó, la menor solía quedarse algunos días a dormir en el domicilio del Port d’Alcúdia donde conviven el acusado y su madre. La denunciante explicó que algunas ocasiones había visto que la niña tenía los genitales enrojecidos tras pernoctar con su tío.

La investigación fue traspasada a la Guardia Civil, que tiene competencias en la demarcación donde habrían ocurrido los hechos. La Policía Judicial de Pollença-Alcúdia asumió las pesquisas y tomó declaración a la madre y a varios testigos. Los agentes también recabaron varios informes psicológicos en los que se apreciaban indicios de que la niña había sufrido abusos sexuales.

No quiso declarar

Tras recabar estas evidencias, los investigadores arrestaron a finales de la semana pasada al sospechoso. El joven, de 25 años, fue trasladado a dependencias de la Guardia Civil para ser interrogado. No quiso prestar declaración y horas después fue puesto a disposición del juzgado de instrucción número 1 de Inca, que se encontraba en funciones de guardia.

Tras la comparecencia, el juez acordó la puesta en libertad del joven. La madre de la menor no solicitó medidas cautelares contra él, ya que según manifestó ni ella ni su hija tienen ya contacto con su hermano y residen en localidades diferentes.

La investigación judicial sigue abierta, según han explicado las mismas fuentes.