Una conductora ebria y con una rueda rota del coche empuja e insulta a los policías que le iban a hacer la prueba de alcoholemia en Palma

Los agentes detuvieron a la mujer, española de 41 años, por un presunto delito de atentado, contra la seguridad del tráfico y por desobediencia al negarse a realizar el test de alcohol

Dispositivos para realizar la prueba de alcoholemia.

Dispositivos para realizar la prueba de alcoholemia. / POLICÍA LOCAL DE PALMA

Lorenzo Marina

Lorenzo Marina

Una conductora ebria y con la rueda de su coche rota arremetió contra los agentes de la Policía Local de Palma que le iban a hacer la prueba de alcoholemia y se negó a realizarla. Los policías detuvieron a esta mujer, española de 41 años, por los presuntos delitos de atentado a agentes de la autoridad, contra la seguridad del tráfico y desobediencia.

Los hechos ocurrieron sobre las 22.15 horas del pasado sábado en el barrio palmesano de Son Peretó. Un grupo de ciudadanos requirió a esta mujer, española de 41 años, tras indicarle que su coche tenía una rueda rota y le ayudaron a retirarlo de la calzada. Entonces se dieron cuenta de que esta iba al volante bajo los efectos del alcohol.

Cuando una patrulla de la Policía Local de Palma se personó en el lugar, intentaron sin éxito que la conductora realizara la prueba de alcoholemia. Esta se negó en rotundo insultó a los agentes, comenzó a empujarles violentamente e intentó arrebatarles el etilómetro. También se negó a realizar el test de alcohol. Ante su comportamiento completamente fuera de control, la detuvieron por los presuntos delitos de atentado a agentes de la autoridad, contra la seguridad del tráfico y desobediencia. Al ser trasladada al cuartel de Sant Ferran, esta prosiguió con los insultos a los policías.

Por otro lado, sobre las 23.20 horas del pasado sábado una patrulla policial intervino en una discusión entre los clientes de un bar del barrio palmesano de Fortí. Uno de los implicados, un peruano de 27 años, se fue y, a cabo de un rato, volvió conduciendo un coche. Los agentes le hicieron la prueba de alcoholemia y esta dio un resultado de 0,90 miligramos de alcohol por litro de aire expirado. Fue investigado por un presunto delito contra la seguridad vial y el vehículo fue retirado por la grúa.

Sobre las siete de la tarde del pasado domingo, una patrulla de la Policía Nacional solicitó la presencia de la Policía Local de Palma en la calle Lluís Martí de Palma. Un coche estaba golpeando a los vehículos estacionados en la vía pública. Al llegar los agentes, el conductor, marroquí de 42 años, intentó huir a la carrera. Los agentes le interceptaron y este presentaba síntomas de embriaguez y empezó a escupirles, insultarles y a hacer aspavientos con los brazos. Fue detenido por un presunto delito contra la seguridad vial.

Auxilio a una conductora

El lunes a las cuatro y diez de la madrugada una patrulla de la Unidad Nocturna de la Policía Local se dirigió al polígono de Son Valentí, donde había habido un accidente de tráfico. El conductor, de 44 años y nacionalidad ecuatoriana, se encontraba bajo los efectos del alcohol y la prueba de alcoholemia dio 0,64.

A las cinco y media de la madrugada del lunes, un todoterreno chocó contra una rotonda del Camí de Jesús. Agentes de la Policía Local, que circulaban detrás de él, acudieron a auxiliar a la conductora. La prueba de alcoholemia dio un resultado de 0,94 y quedó investigada por un presunto delito contra la seguridad del tráfico.

A la misma hora y el mismo día, una patrulla policial observó un vehículo que circulaba de forma anómala por la Rambla de Palma. El conductor, belga de 26 años, presentaba síntomas de embriaguez y la prueba de alcoholemia dio 1,01. Fue investigado por un presunto delito contra la seguridad del tráfico.