‘Operación Verano 2024’

Más de un centenar de delincuentes detenidos in fraganti en Mallorca desde abril

Unos 300 agentes de la Policía Nacional desplazados a Baleares refuerzan los efectivos de las islas para potenciar la seguridad en la temporada estival

Refuerzos de la Policía Nacional recién llegados en el Puerto de Palma. | POLICÍA NACIONAL

Refuerzos de la Policía Nacional recién llegados en el Puerto de Palma. | POLICÍA NACIONAL

Lorenzo Marina

Lorenzo Marina

Más de un centenar de delincuentes han sido detenidos in fraganti en Baleares por la Policía Nacional desde el pasado mes de abril, Estos han sido los primeros resultado de la ‘Operación Verano 2024’. La inmensa mayoría de estos malhechores cometieron robos al descuido, entre los que abundan los carteristas y los denominados descuideros.. El origen de los protagonistas de estas actividades delictivas es de diversas nacionalidades.

Un policía lleva a un detenido por hurto en la Platja d ePalma. | CNP

Un policía lleva a un detenido por hurto en la Platja d ePalma. | CNP / lorenzo marina

La participación de policías de paisano es crucial para sorprender a estos delincuentes sin ser detectados. Mientras los malhechores tratan de elegir su presa, los agentes observan sus movimientos con discreción. De hecho estos les detienen cuando los ladrones han escogido su presa y se deciden a actuar.

No obstante el escenario por excelencia donde se repiten los hurtos al descuido son las playas y su objetivo son los bañistas. Aquellos que desatienden sus efectos personales para ir a nadar en el mar se convierten en presa fácil. Del mismo modo, por la noche, los turistas ebrios que se dirigen a su hotel también son especialmente vulnerables.

Por el contrario, los robos con violencia son mucho menos frecuentes. Otro tanto ocurre con las agresiones y las estafas. El tráfico de drogas se ofrece en la vía pública a los turistas y la sustancia que se vende con una mayor frecuencia es la marihuana.

Una práctica muy común de estos delincuentes es abordar a muchos turistas en los establecimientos hoteleros. En concreto estos malhechores se sitúan en las inmediaciones de la recepción. Cuando los clientes desatienden sus pertenencias para registrarse en el hotel, los ladrones sustraen bolsos y bandoleras colgadas de las sillas.

La Playa de Palma, el casco histórico de Ciutat, el aeropuerto de Son Sant Joan son los escenarios predilectos para este tipo de delincuentes. El aumento exponencial de turistas ha acarreado también un crecimiento en paralelo de estos delincuentes. En estos puntos críticos, el operativo policial especial se mantendrá hasta que concluya el verano.

Refuerzos policiales

Además de la plantilla policial de las islas, se ha contado desde el pasado 1 de junio con un refuerzo de unos 300 efectivos venidos expresamente a Baleares para combatir la delincuencia. Entre estos se encuentra la Unidad de Intervención Policial (UIP), refuerzos de la Unidad de Prevención y Reacción, Brigada Móvil o Policía del Transporte, guías caninos. y la Brigada de Respuesta contra la Inmigración Clandestina (BRIC). Estos últimos actúan en los aeropuertos como apoyo de la Brigada de Extranjeria.

Estos refuerzos policiales venidos expresamente desde la Península se encargan también de patrullas las calles para efectuar tareas de prevención de seguridad ciudadana.