Detienen a tres menores por incendiar una batería de contenedores en Palma

Los daños ocasionados al prender fuego a los depósitos de residuos superan los 4.000 euros

Incendio de la batería de contenedores el pasado 7 de junio en La Vileta.

Incendio de la batería de contenedores el pasado 7 de junio en La Vileta. / POLICÍA NACIONAL

Lorenzo Marina

Lorenzo Marina

Tres adolescentes manipularon un contenedor el pasado viernes 7 de junio en el barrio palmesano de La Vileta. Instantes después el depósito empezó a arder y las llamas se propagaron al resto de la batería hasta consumirla por completo y causar destrozos por valor de más de 4.000 euros. Agentes de la Policía Nacional han detenido el pasado miércoles a los tres menores por un presunto delito de daños por incendio.

Los hechos se produjeron a plena luz del día, sobre las seis menos diez de la tarde, del pasado viernes 7 de junio en el Camí de La Vileta. Un fuego, a todas luces intencionado, consumió por completo una batería de contenedores. Las llamas alcanzaron grandes proporciones en muy poco tiempo como consecuencia de haberle echado una sustancia acelerante para avivarlas.

Estado en el que quedó la batería de contenedores tras ser consumida por las llamas.

Estado en el que quedó la batería de contenedores tras ser consumida por las llamas. / POLICÍA NACIONAL

En primer término, una dotación de Bombers de Palma se personó rápidamente en el lugar para sofocar el fuego lo antes posible. Las llamas se iniciaron en el contenedor de plástico y luego se fueron propagando por el resto de los depósitos. El último en resultar devastado por el incendio fue el depósito de vidrio, después de que todos ardieran por completo. Los servicios de extinción no pudieron impedir que la batería resultara completamente destrozada.

Investigación

Agentes de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional y efectivos de la Policía Local de Palma se personaron en primera instancia. No obstante investigadores del Grupo de Atracos de la Policía Nacional se encargaron del caso. Las pesquisas sirvieron para acreditar que tres adolescentes se habían marchado del lugar poco antes de que se iniciara el fuego en los contenedores. Estos habían manipulado uno de los depósitos, arrojando algo en el interior. En ese momento comenzó a salir humo y, transcurrida una hora, se inició el incendio.

Los investigadores realizaron numerosas gestiones para tratar de dar con los autores del incendio. No había la menor duda de que este había sido intencionado y los daños ocasionados superaban con creces los 4.000 euros. Una vez identificados, los tres presuntos autores fueron detenidos por un presunto delito de daños por incendio.