Cuatro detenidos por vender drogas en un festival de música en Palma

Los agentes se incutaron de diversas cantidades de tusi, marihuana, popper, éxtasis y speed y levantaron 50 actas por posesión de estupefacientes

Un policía, con drogas incautadas en el festival.

Un policía, con drogas incautadas en el festival. / POLICÍA NACIONAL

Marcos Ollés

Marcos Ollés

La Policía Nacional detuvo el pasado fin de semana a cuatro personas por vender diferentes tipos de droga en las inmediaciones del recinto Trui Son Fusteret, donde se celebraba el festival de música Origen Fest. Los agentes se incautaron de diversas cantidades de tusi, marihuana, popper, éxtasis y speed y levantaron 50 actas por posesión de estupefacientes.

El dispositivo de seguridad de la Policía Nacional fue establecido el pasado domingo para evitar el consumo y la venta de drogas, según ha informado hoy la Policía. Estaba integrado por agentes de Seguridad Ciudadana y de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO), que llevaron a cabo un control discreto. Durante unas horas, los policías identificaron a varios asistentes y les incautaron droga.

Los agentes del Grupo II de Estupefacientes efectuaron dos intervenciones con detenidos. En la primera sorprendieron a dos jóvenes de 20 y 25 años de origen colombiano vendiendo sustancias estupefacientes a otros jóvenes. Ambos fueron detenidos como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas, interviniéndoles diferentes envoltorios con tusi (cocaína rosa) y marihuana, así como dinero en efectivo.

Los agentes también sorprendieron a un hombre de origen ucraniano de 39 años vendiendo frascos de cristal que contenían popper, interviniéndole cuatro envases con esta sustancia, así como dinero en efectivo. Cuando los agentes estaban interviniendo, se acercó una mujer preguntándole al acusado si le podía vender popper. Por este motivo fue detenido como presunto autor de un delito de tráfico de drogas.

50 actas de intervención

La última detención la llevó a cabo la unidad de Motos de la Policía Nacional, que localizó a dos jóvenes, uno dentro de un vehículo y el otro apoyado en el exterior. Uno de ellos, ante la presencia policial, hizo ademán de esconder algo. Los agentes intervinieron marihuana así como 16 pastillas de éxtasis y un envoltorio blanco con speed, por lo que una vez realizadas las gestiones pertinentes procedieron a la detención de uno de los jóvenes, de 22 años y origen neerlandés, como presunto autor de un delito contra la salud pública.

A lo largo del operativo, los agentes levantaron 50 actas de aprehensión de diversas sustancias estupefacientes, proponiendo para sanción a las personas identificadas y portadadoras de dichas sustancias.