Una joven irrumpe en casa de su exnovio y la destroza en Palma

La Policía Local tuvo que intervenir en la riña y ha imputado varios delitos a la acusada

Un agente de la Policía Local de Palma.

Un agente de la Policía Local de Palma. / Policía Local de Palma

Marcos Ollés

Marcos Ollés

La Policía Local de Palma tuvo que intervenir hace unos días en un domicilio de la ciudad porque una mujer se coló en casa de su exnovio y empezó a destrozarla. La acusada, que iba acompañada de otras dos mujeres, agredió también a un compañero de piso de su expareja. Está acusada de allanamiento de morada, lesiones, daños y amenazas de muerte en el ámbito familiar. 

Los hechos ocurrieron poco antes de las once de la noche del pasado domingo, cuando la sala del 092 envió a una dotación de la Unidad de Seguridad Integral (USEI) a la barriada del Rafal, ya que varias llamadas alertaban de una pelea en un domicilio.

Varios vecinos indicaron a los agentes el lugar exacto del conflicto. Allí encontraron al morador de la vivienda, quien manifestó que se encontraba solo en su casa cuando tocaron a la puerta y al abrir, tres mujeres entraron sin su consentimiento a pesar de las reiteradas indicaciones para que salieran. Entre las intrusas, actuando como cabecilla del grupo, se encontraba la antigua pareja del arrendatario del piso, una española de 24 años. La mujer empezó a romper elementos del mobiliario y enseres mientras buscaba a su exnovio por todas las habitaciones.

El morador le indicó que abandonara el domicilio, ya que su expareja no se encontraba allí en ese momento. Ante la negativa, se vio obligado a sujetar a la cabecilla para sacarla fuera, a lo que ella reaccionó arañándole en los brazos.

Una vez que las tres mujeres abandonaron el piso compareció el titular del contrato de alquiler con su nueva pareja. Al ser informado de lo sucedido, contactó telefónicamente con la acusada. La mujer empezó a lanzar amenazas de muerte contra él y su actual compañera sentimental.

Los agentes informaron a las víctimas del procedimiento a seguir para denunciar los hechos. La Unidad de Policía Judicial abrió diligencias contra la denunciada, imputándole los presuntos delitos de allanamiento de morada, lesiones, daños y amenazas de muerte en el ámbito familiar.