La banda de ladrones desmantelada en sa Pobla por la Guardia Civil cometió 50 robos en domicilios y sustrajo 15 coches

Los delincuentes irrumpían en domicilios mientras los moradores dormían y les sustraían los objetos de valor y las llaves de los vehículos

Agentes de la Guardia Civil llevan detenido en sa Pobla a un presunto ladrón.

Agentes de la Guardia Civil llevan detenido en sa Pobla a un presunto ladrón. / GUARDIA CIVIL

Lorenzo Marina

Lorenzo Marina

La banda de ladrones desmantelada este miércoles por la Guardia Civil en sa Pobla aprovechaba que los moradores dormían para desvalijar sus viviendas. Además de apoderarse de los objetos de valor que había en el inmueble, sustraían las llaves de los vehículos para hacerse con ellos y trasladarse a otras localidades. Un total de siete delincuentes,de origen magrebí, entre ellos tres menores, fueron detenidos por al menos medio centenar de robos en domicilios, aunque se les atribuyen varias decenas más. También habrían sustraído al menos 15 coches.

La investigación de la Guardia Civil se inició el pasado mes de octubre, después de que el número de robos en domicilios de Mallorca aumentara de manera exponencial. Los ladrones actuaron mucho en sa Pobla, donde tenían fijada su residencia, y se les atribuye allí una treintena de delitos. No obstante también causaron importantes estragos en inmuebles de Marratxí, Santa Eugenia, Muro, Costitx, Búger o Caimari.

A partir de este momento, los investigadores del instituto armado activaron la denominada operación Oasis. El esclarecimiento de esta oleada de robos en viviendas de Mallorca se convirtió en un asunto de absoluta prioridad, al igual que la detención de los ladrones que habían cometidos estas numerosas fechorías.

A medida que avanzaron las pesquisas, los expertos de la Policía Judicial de la Guardia Civil determinaron que existía un mismo patrón de comportamiento de los delincuentes en todos estos robos. Los ladrones irrumpían en los domicilios mientras los moradores se encontraban durmiendo. Además de sustraer los objetos de valor, se hacían con las llaves de los vehículos. Acto seguido utilizaban estos coches para trasladarse a otras localidades donde cometer nuevas fechorías. Luego los abandonaban, en cuanto se quedaban sin gasolina.

Robo del coche de la funeraria

En uno de estos robos, los ladrones sustrajeron el coche de la funeraria de sa Pobla. Este vehículo lo utilizaron también para trasladarse a los lugares que saqueaban. Después de haberle usado para cometer varios delitos, lo abandonaron en dicha localidad. En otras ocasiones conducían estos vehículos durante varios días. Para evitar ser identificados, le cambiaban las placas de matrícula.

A primera hora de la mañana del miércoles, la Guardia Civil activó la fase de explotación de la denominada operación Oasis. En el transcurso de siete registros domiciliarios fueron detenidos otros tantos presuntos ladrones, entre ellos había tres menores. En estos inmuebles hallaron buena parte del botín saqueado en al menos medio centenar de robos. Entre los efectos intervenidos, se encontraban teléfonos móviles, joyas, anillos, relojes y llaves de coches robados. Un total de 15 han sido recuperados y algunos tenías las placas de matrícula cambiadas. Los investigadores tratan de esclarecer varias decenas más de robos, que se atribuye también a esta banda de delincuentes.