Entrevista | Entrevista

Esther Ribas: «Queremos sensibilizar a los jóvenes para evitar las agresiones sexuales y la violencia machista»

Jefa de la Policía Local de Calvià. Viene de la Policía Nacional, donde ha sido inspectora jefa en Extranjería e Información. Nació en Madrid hace 39 años, pero su familia se estableció en Mallorca cuando ella tenía tres años. Entre sus primeras iniciativas, un grupo de agentes de paisano que ha demostrado una gran eficacia.

La jefa de la Policía Local de Calvià, Esther Ribas.

La jefa de la Policía Local de Calvià, Esther Ribas. / Guillem Bosch

Xavier Peris

Xavier Peris

Cuenta que, mientras estudiaba Derecho en la UIB, estuvo trabajando en un banco, y en un momento dado le ofrecieron quedarse. «Fue entonces cuando me planteé: ¿qué estoy haciendo? Si yo lo que quiero es ser policía». Y así fue. En cuanto acabó la carrera ingresó en la academia de la Policía Nacional de Ávila. Su primer destino fue Santa Cruz de Tenerife, y poco tiempo después volvió a Mallorca, donde ha ejercido labores de responsabilidad en la Oficina Periférica del Estado, en la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsificación (UCRIF) y en la Brigada de Información. Desde el pasado mes de julio es la jefa de la Policía Local de Calvià.

Usted asumió la jefatura de la Policía de Calvià en pleno apogeo de la temporada turística. ¿Cuál fue el escenario que se encontró?

Entré en un momento de mucho trabajo. Todo iba muy acelerado, con todo el mundo trabajando a tope. Yo me incorporé a esta inercia, y al mismo tiempo examinar todo para ver qué mejoras se podían hacer.

Usted que viene de la Policía Nacional, ¿qué tal se ha adaptado a la Policía Local?

Muy bien. Hay algunas diferencias, pero al final la gestión policial es muy similar. Lo bueno de este trabajo es que siempre estás rodeada de un equipo, y hay mucho apoyo del grupo. Uno no puede ir por libre. Necesitas un buen equipo que te apoye, y por eso me he sentido bien.

Usted ya ejerció como jefa de grupo en la UCRIF. Ya tenía experiencia en liderar un equipo.

Sí. Recuerdo el primer fin de semana que me tocó de incidencias cuando estaba en la UCRIF, que llegaron una docena de pateras. Y nada, a organizarlo todo, a mover la plantilla y a trabajar. El trabajo aquí es similar. Hay momentos de estrés y momentos más tranquilos, pero siempre tienes gente en la que apoyarte, gente que conoce bien su profesión, y es gente buena.

La jefa de la Policía Local de Calvià, Esther Ribas.

La jefa de la Policía Local de Calvià, Esther Ribas. / Guillem Bosch

¿Cuál es el principal problema de seguridad ciudadana que ha detectado en el municipio?

Bueno, Calvià es un municipio muy seguro. Es verdad que en la temporada alta hay casos de venta ambulante, masajistas o actividades turísticas sin licencia. También tenemos robos en urbanizaciones, aunque con la Guardia Civil lo tenemos bastante controlado. Es un municipio que no tiene problemas serios de seguridad.

La jefa de la Policía de Calvià desvincula su nombramiento de su hermana, diputada de Vox: «Yo era la única que cumplía todos los requisitos»

La delincuencia en Calvià está condicionada por la gran afluencia de turistas y el turismo de excesos, que por lo general va acompañado de peleas o tráfico de drogas, sobre todo en lugares concretos, como Punta Ballena.

Este verano hemos introducido a los agentes de paisano, lo que nos ha permitido detectar casos de menudeo de droga. Respecto a las peleas, no es algo tan recurrente como puede parecer. Sí, hemos tenido algunas este verano, pero han sido cosas puntuales, como se dan en todos los lugares con ocio nocturno.

Ese grupo de agentes de paisano ha sido una de sus primeras iniciativas como jefa, y parece que ha dado un gran resultado.

Este grupo está pensado inicialmente para controlar las ordenanzas municipales y problemas de convivencia. Pero ha funcionado muy bien y nos ha permitido detectar otras actividades ilícitas. Salen a cualquier hora, porque de noche tenemos unas circunstancias y de día, otras.

«Las peleas en Punta Ballena no son recurrentes. Hemos tenido algunas, pero son casos puntuales»

Este verano se han dado varios casos de agresiones sexuales múltiples, uno en Magaluf. ¿Qué se puede hacer para combatirlo?

Lo tenemos sobre la mesa, y creemos en las actuaciones preventivas. Aunque las agresiones sexuales son competencia de la Guardia Civil, lo que podemos aportar desde la Policía Local es la acción formativa en colegios e institutos. Al igual que el tema de la violencia machista, que también nos preocupa mucho, o el bullying o cualquier tipo de agresión. Queremos dar toda la formación posible para sensibilizar a los chicos, darles información sobre medidas de prevención y consecuencias penales. Esperamos que todo este trabajo dé sus frutos en el futuro.

¿Se nota mucho la bajada de la delincuencia con el fin de la temporada turística?

Sí, sí... Se nota. Hay otras dinámicas, pero cuando todo parece tranquilo de repente un día te encuentras que te están llegando fardos de hachís a las playas. Siempre hay trabajo, pero es verdad que se tranquiliza mucho y puedes aprovechar para hacer otros servicios más preventivos.

«El grupo de paisano ha funcionado bien y ha permitido detectar actividades ilícitas»

¿Qué planes tiene a largo plazo?

Queremos seguir potenciando las patrullas de agentes de paisano, creando una unidad propia que no se tenga que alimentar de la plantilla en general, sino que sea un grupo especializado. También implantar modelos que se adapten a las nuevas tecnologías, que permitan dar un servicio más completo al municipio. Queremos darle mucho peso a la Policía Tutor. Tenemos en Calvià los coordinadores de la Policía Tutor del área metropolitana, de la que forman parte además Palma, Andratx, Llucmajor y Marratxí. Y queremos llegar a todos los puntos posibles para una mejor labor preventiva.

He dejado la pregunta incómoda para el final. ¿Hasta qué punto ha influido en su nombramiento que su hermana, Idoia Ribas, sea la portavoz de Vox en el Parlament?

Bueno, desde mi punto de vista creo que es lo mismo tener una hermana de Vox que tener un tío en Greenpeace. Para ser un jefe de la Policía Local se hace una convocatoria pública. Se establecen unas bases con unos requisitos. Ha pasado también en Marratxí y en Santa Margalida, donde los jefes vienen de la Policía Nacional. Fue una convocatoria pública con unos requisitos, y me presenté. Es verdad que es un puesto de libre designación, que si no te quieren no te cogen. Pero al final, de todos los que se presentaron, yo era la única que cumplía todos los requisitos.

Suscríbete para seguir leyendo