El jefe superior, sobre el asesinato de un joven alemán en Mallorca: «Se ha hecho un gran trabajo frente a enormes dificultades»

La investigación se denominó ‘Jager’ (cazador en alemán) porque a la víctima «la cazaron»

El comisario José Luis Santafé y el inspector Ángel Ruiz. | GUILLEM BOSCH

El comisario José Luis Santafé y el inspector Ángel Ruiz. | GUILLEM BOSCH / x.p.

Xavier Peris

Xavier Peris

El comisario José Luis Santafé, jefe superior de Policía de Balears, destacó ayer «el gran trabajo» realizado por el Grupo de Homicidios, en un caso en el que se han enfrentado a «dificultades enormes». Santafé agradeció la colaboración prestada por jueces, fiscales, forenses, la policía alemana y la Jefatura Provincial de Tráfico, así como a la familia de la víctima, que fue informada del avance de las pesquisas y mantuvo en todo momento una gran discreción para no entorpecer la labor policial.

Junto a Santafé, el jefe del Grupo de Homicidios de la Policía, el inspector Ángel Ruiz, explicó algunos de los pormenores de «una investigación muy compleja». Partiendo de una descripción mínima del vehículo sospechoso, tuvieron que revisar 95.000 matrículas .

«Contamos con la ayuda de una veintena de agentes de la Policía Judicial, porque en algunos momentos tuvimos que ir puerta a puerta para revisar vehículos en toda la isla», comentó.

El jefe de Homicidios apuntó su convencimiento de que el encuentro de la víctima y los sospechosos fue «casual». Ese fue el motivo porque bautizaran la operación como «Jager» (cazador en alemán), «porque creemos que los sospechosos, con antecedentes por delitos violentos, simplemente le cazaron».