La pastelería can Xim, una de las más conocidas de la localidad de Pollença, ha quedado esta tarde seriamente afectada como consecuencia de un grave incendio que se ha declarado esta tarde. Los daños son muy importante, aunque por fortuna no ha habido que lamentar ningún herido.

El suceso se ha descubierto alrededor de las cinco y media de la tarde de hoy. En ese momento el establecimiento estaba cerrado al público, aunque había abierto en el horario matinal.

De pronto los vecinos han alertado de que se estaba declarando un incendio en el comercio, que está situado en la calle Mar. El fuego se elevó de tal manera que las llamas se podían observar desde varias manzanas de distancia.

De inmediato se ha solicitado la intervención urgente de los servicios de emergencia. Además de la Guardia Civil y la Policía Local, que se han encargado de acordonar la zona, han acudido con urgencia varias dotaciones de los bomberos de los parques de Alcúdia y de Inca.

Las tareas de extinción están siendo muy complicadas. El fuego ha afectado, no solo al negocio, sino también a los dos pisos situados sobre la pastelería. Los efectivos policiales han procedido al desalojo de las viviendas.

El hecho de que en el local se almacenaran productos inflamables ha facilitado que las llamas se extendieran con rapidez, lo que ha obligado a un esfuerzo extra por parte de los bomberos para sofocar las llamas.

El fuego ha ocasionado importantes daños materiales. De momento se desconocen las causas del siniestro, ya que hasta este momento no se ha podido entrar en el interior del negocio para localizar el foco del incendio. Las llamas, sobre todo, se han extendido por la parte trasera de la pastelería.