Un joven de 29 años se enfrenta a una petición de pena de 16 años de prisión, acusado de abusar sexualmente de su hermana y de dos amigas de ella en las ocasiones que se quedaron a dormir en su casa. Las víctimas tenían 14 y 16 años cuando ocurrieron los hechos. Ayer se celebró una vista previa en la Audiencia de Palma, que acabó sin conformidad, por lo que se fijó fecha para el juicio en febrero de 2024.

Según el escrito de acusación, los hechos ocurrieron a lo largo del año 2020. En una ocasión habría sometido a tocamientos y mantenido relaciones sexuales con una amiga de su hermana, de 14 años. Meses después habría realizado también tocamientos al menos en dos ocasiones en los pechos y piernas a su hermana, también de 14 años, aprovechando que se había quedado dormida en el sofá. Por último también sometió a tocamientos a otra amiga de su hermana, de 16 años, que se había quedado dormida.

El fiscal considera los hechos constitutivos de tres delitos de abusos sexuales, por los que solicita una pena total de 16 años de prisión. La Audiencia celebró ayer una vista previa del caso, que finalizó sin acuerdo. El juicio quedó fijado para el año próximo.