La Policía Nacional arrestó la semana pasada en Palma a un ciudadano pakistaní de 48 años como presunto autor de un delito de maltrato habitual a su hija de quince años, que denunció que le pegaba con un palo, la obligaba a levantarse de madrugada para realizar los trabajos domésticos y la había amenazado con obligarla a casarse en un par de años. El hombre pasó a disposición judicial y quedó libre con cargos.

El caso de presuntos malos tratos fue detectado por el personal docente del colegio al que acude la adolescente, que vieron que presentaba señales de golpes y enrojecimientos en todo el cuerpo. Fue entonces cuando la menor les explicó que recibía golpes de forma habitual por parte de su padre y de la pareja de él. El centro activó el protocolo de malos tratos y los responsables acompañaron a la menor a la Jefatura de Policía Nacional para interponer una denuncia.

En su relato ante los agentes de la Policía, la adolescente explicó que sufría agresiones de forma continuada por parte de su padre, la pareja de él y su propio hermano, menor de edad. Manifestó que le pegaban con un palo de madera por todo el cuerpo, y también le habían golpeado contra la pared. La menor tenía hematomas en todo el cuerpo que evidenciaban los malos tratos sufridos.

La chica relató también episodios de maltrato psicológico, con frecuentes menosprecios y vejaciones. Dijo que su familia le hacía el vacío y que su padre le había manifestado su intención de obligarla a casarse en un plazo de dos años para que se marchara de casa.

Añadió que la obligaban a levantarse de madrugada cada día para hacer los trabajos domésticos, y que tenía que realizar las labores de una sirvienta con todos ellos. En el caso de no cumplir esas tareas la castigaban severamente.

En la denuncia explicó que su madre biológica no reside en España y que su padre le impedía hablar con ella desde hacía meses.,

Con esta información, la Policía Nacional arrestó al presunto autor de los malos tratos, un pakistaní de 48 años. El individuo pasó a disposición judicial y quedó en libertad con cargos.