Agentes de la Policía Nacional han detenido esta semana a dos hombres, de origen argelino y 21 y 22 años, por diversos robos y reclamación judicial, en Palma.

Según ha informado la Policía este sábado en nota de prensa, agentes policiales detuvieron el pasado miércoles a dos varones, argelinos de 21 y 22 años de edad, como presuntos autores de un delito de robo con violencia, además uno de ellos por reclamación judicial, y el otro por quebrantamiento de condena.

Los hechos se dieron la mañana del pasado miércoles, cuando, a través de la Sala del 091, los agentes recibieron la comunicación de que dos hombres habían intentado sustraer una cartera a una mujer de avanzada edad.

Una vez en el lugar de los hechos, los agentes dieron varias batidas por la zona, localizando a los pocos minutos a dos hombres, quienes coincidían con las características aportadas de los presuntos autores, que comenzaron a ir en sentido contrario a la marcha al ver la presencia policial.

Los policías lograron darles alcance y cerrarles el paso, momento en el que procedieron a identificarlos. Entonces, descubrieron que a uno de ellos le constaba un control específico con prohibición de aproximarse al lugar donde se produjeron los hechos, y al otro una requisitoria de detención por un robo con fuerza anterior.

Simultáneamente a la identificación de los hombres, la Sala del 091 comunicó que en una zona cercana a donde se encontraban, dos varones totalmente coincidentes con las dos personas interceptadas por los agentes, habían tratado de abrir varios vehículos estacionados.

Por este motivo, varios agentes se personaron en el lugar donde se habrían forzado los coches, entrevistándose con diversos testigos, manifestando uno de ellos que pudo sorprender a dos chicos tratando de acceder al vehículo estacionado, coincidiendo estos plenamente con las características aportadas por los agentes y por los testigos del robo anterior, con los varones que tenían los policías anteriores identificados, huyendo del lugar.

El otro testigo y víctima de un robo, manifestó que instantes antes, mientras estaba sentado en un banco, se aproximaron a él tres varones, coincidentes dos de ellos con los identificados por los policías, que le sustrajeron, con violencia y agresividad, llegando a propinarle un puñetazo, la mochila que portaba colgada en el cuello, abandonando los mismos el lugar momentos después de los hechos.

Una vez conocido todo lo anterior, los agentes procedieron a la detención de los dos varones como presuntos autores. A los detenidos les constan numerosos antecedentes por diversos delitos.