Un hombre alemán de unos 80 años murió este martes ahogado en una piscina particular de una urbanización en Cala Egos, en Santanyí. La víctima fue hallada ya inconsciente por sus familiares hacia las cinco de la tarde. Los allegados alertaron a los servicios de emergencias, rescataron al hombre y le practicaron maniobras de reanimación. Sus esfuerzos fueron en vano y los efectivos del Ib-Salut que acudieron al lugar no pudieron más que certificar el fallecimiento.