La jueza de Palma ha decretado la libertad bajo fianza de 12.000 euros, para los ocho turistas alemanes que el pasado día 20 de mayo provocaron un incendio en la cubierta de un bar de s’Arenal de Llucmajor, que se extendió hacia otros locales, ocasionando graves desperfectos.

La decisión la ha adoptado la jueza del juzgado de instrucción número 11 de Palma, en sustitución de su compañero del juzgado de instrucción 8, que la pasada semana ratificó la prisión para los ocho turistas germanos, acusándoles de estar riéndose de la justicia, porque aún no habían presentado la fianza económica para cubrir los daños ocasionados.

Los turistas germanos habrán permanecido más de un mes y medio en prisión, después de protagonizar este incidente. Los extranjeros habían llegado ese mismo día a Mallorca y se habían instalado en un hotel de esta zona de s’Arenal. Organizaron una fiesta en la habitación y varios de ellos, desde el balcón, empezaron a lanzar cerillas y alcohol sobre la cubierta de paja de un bar ubicado justo al lado del hotel. El fuego prendió de inmediato y fue muy complicado sofocarlos. Las llamas ocasionaron daños en varios locales e incluso en el hotel. Durante la extinción resultaron heridas dos personas.

Los individuos podrán abandonar la cárcel inmediatamente después de abonar esta fianza de 12.000 euros. Continuarán a disposición del juzgado de cara al juicio que tendrán que afrontar por este incidente, en el que podrían llegar a ser condenados con severas penas de prisión, por haber puesto en peligro vidas humanas como consecuencia del incendio intencionado.