Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado miércoles en Palma a una mujer española de 44 años de edad y a dos hombres, uno español y otro nicaragüense, de 39 y 33 años de edad, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas.

En el marco de la operación “Fresa”, el Grupo de Estupefacientes I de la Policía Nacional de Palma, inició una investigación, la cual ha concluido con la detención de la cabecilla, de su pareja y de otro traficante de menor entidad, así como con el desmantelamiento de un punto de venta de droga en la brriada de La Soledad.

El pasado miércoles, los agentes procedieron a la detención de uno de los varones en vía pública del término municipal de Calviá, momentos después de que el mismo abandonara el domicilio de la cabecilla, donde habría realizado una gran compra de sustancias estupefacientes.

Al mismo se le interviene de entre sus pertenencias diversa sustancia, al parecer, estupefaciente: tres envoltorios de ketamina, 20 pastillas de éxtasis, 18 envoltorios de cocaína, tres pastillas de un medicamente para diferentes usos y alrededor de 200 euros en efectivo.

Momentos después de la detención mencionada, los agentes llevaron a cabo una entrada y registro en el domicilio de la cabecilla del punto de venta, el mismo de donde había salido el anterior detenido, procediendo a la detención de la misma, así como de su pareja.

La mujer presuntamente vendía siempre en el interior de su domicilio con la colaboración de su pareja, que también fue detenido. Hasta allí se desplazaban clientes para comprar sustancia estupefaciente para su consumo, así como para traficar con ella también.

En el registro se intervinieron cerca de 19.000 euros, 78 pastillas de éxtasis, cerca de 40 gramos de cristal, así como cerca de 80 gramos de speed, una báscula y otros útiles para la venta.