Un ciberdelincuente de Palma fingió ser una chica y convenció a un menor de Murcia para que le enviara un vídeo de contenido sexual. Una vez que lo tenía en su poder, el sujeto chantajeó a la víctima con difundirlo, en lo que se conoce como sextorsión. La Guardia Civil le ha detenido en la capital balear por un presunto delito de abuso sexual a menor de 16 años y por descubrimiento y revelación de secretos.

La investigación se inició a finales del pasado año después de recibir una denuncia en Murcia. Un padre denunció que su hijo estaba siendo acosado por una persona que conoció a través de las redes sociales.

La víctima manifestó a los investigadores del instituto armado que el ciberdelincuente se había hecho pasar por una chica. Entonces, le solicitó que grabara un vídeo sexual. Algo a lo que accedió. A continuación el sujeto le amenazó con difundirlo si no le enviaba más.

La denominada sextorsión consiste en las amenazas o coacciones de las que puede ser objeto un usuario de nuevas tecnologías después de intercambiar o enviar a terceras personas archivos de índole sexual a través de aplicaciones de telefonía móvil u otros dispositivos tecnológicos.

Harto de sufrir este continuo chantaje, la víctima le manifestó su intención de cesar el envío de vídeos. El ciberacosador no cejó en su empeño y le amenazó con difundir todos los vídeos y el material que le había enviado a todos sus contactos.

Las pesquisas de la Guardia Civil de Murcia sirvieron para verificar inicialmente la verosimilitud de la denuncia. Finalmente se localizó dónde se encontraba el ciberacosador: en Palma.

Los hechos fueron puestos en conocimiento de la Guardia Civil de Balears. Con todos estos datos e información recabados, se efectuó el registro en el domicilio del sospechoso. Los agentes se incautaron de numerosos dispositivos electrónicos y el sujeto fue localizado y detenido por abuso sexual a menor de 16 años y descubrimiento y revelación de secretos.

El Juzgado de Instrucción número nueve de Murcia dirigió judicialmente la operación contra la ciberextorsión. No obstante el detenido, el numeroso material incautado y las diligencias instruidas en la capital balear fueron puestos a disposición judicial del Juzgado de Instrucción número siete de Palma.

La investigación de los especialistas de la Policía Judicial de la Guardia Civil continúa. El objetivo es determinar si existen más víctimas afectadas por las actividades del presunto acosador detenido en Palma.