Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fuego urbano

Los turistas habrían causado el fuego en s’Arenal tras saltar por los balcones

El abogado de los jóvenes dice que hay un vídeo que les exculpa / Un testigo declaró que les vio arrojar líquido y colillas al tejado que ardió

Un guardia civil toma fotos del lugar del incendio. Guillem Bosch

Los investigadores de la Guardia Civil consideran que los alemanes detenidos el pasado día 20 por un incendio que causó grandes daños en s’Arenal habían saltado de un balcón a otro hasta la esquina del edificio. El abogado de los trece jóvenes, que siguen ingresados en la cárcel, había apuntado que era imposible que hubieran arrojado las colillas desde la terraza de sus habitaciones. La declaración de un testigo que dijo haber visto a los turistas arrojar líquidos y colillas se mantiene como principal prueba de cargo. 

Raban Funk, abogado de los trece jóvenes turistas defiende la inocencia de sus clientes y explicó al diario Bild Zeitung que existe un vídeo que demostraría que los jóvenes no provocaron el incendio. Esta grabación, tomada desde un edificio situado enfrente del hotel de los encausados, mostraría a dos hombres arrojando algo sobre el techo del restaurante, poco antes de que las llamas prendiesen el tejado de cañizo del local. Esto, según Funk, demostraría que los causantes del incendio no son los jóvenes, sino otras personas que aún no han sido identificadas.

Mientras tanto, la Policía Judicial de la Guardia Civil de Llucmajor prosigue con las pesquisas para determinar cómo se originó el fuego. Los agentes cuentan con la declaración de un testigo, que identificó a los detenidos, y manifestó que les vio arrojar un líquido y colillas desde los balcones situados en la esquina del edificio, justo encima del tejado quemado. Los trece jóvenes alemanes estaban alojados en otras habitaciones -la 204 y 205-, pero los investigadores sostienen que llegaron desde allí tras saltar las vallas de separación entre las terrazas. Todo este proceso fue presenciado por el testigo, que alertó a la Guardia Civil.

 Cuando las llamas se extendieron, habrían regresado a sus habitaciones de la misma forma. Luego fueron captados por una cámara de seguridad del hotel salir corriendo al exterior.

Los trece jóvenes fueron detenidos y, tras negarse a declarar en el juzgado de guardia, ingresaron en la prisión de Palma.

Compartir el artículo

stats