Apropiación indebida

Detenido en Palma por sustraer cuatro motos con la excusa de probarlas antes de comprarlas

A tres de las víctimas les quitó también el casco y logró que una le diera cien euros para cambiar los documentos del vehículo

Policía Nacional.

Policía Nacional.

Xavier Peris

Xavier Peris

Agentes de la Policía Nacional de Palma detuvieron ayer a un joven de veintiún años, de origen ruso, como presunto autor de cuatro delitos de apropiación indebida, cometidos entre los días 18 y 30 de este mes, y por una simulación de delito. El joven se citaba con personas que pretendían vender una moto y, con la excusa de probarla, se marchaba con ella.

La mecánica de las sustracciones era siempre la misma: buscaba en páginas de compraventa de Internet motocicletas que fueran de su interés, se citaba con el vendedor, le solicitaba probar la moto antes de tomar una decisión sobre la compra y huía del lugar. En tres de los casos además le pidió prestado un casco a la víctima.

Todas las motocicletas han sido recuperadas, así como uno de los cascos, que el detenido había vendido en una casa de compraventa de objetos de segunda mano.

En la primera ocasión la víctima le solicitó que le permitiese sacarle una fotografía a su DNI, a lo que accedió para ganarse su confianza. Sin embargo, al ver que no retornaba, el vendedor le llamó para preguntarle donde se encontraba. El sospechoso le dijo que echaba gasolina y volvía en breve, pero nunca lo hizo, y la víctima, que se había citado con él en las inmediaciones de unas dependencias policiales, denunció allí mismo los hechos. La motocicleta apareció con daños importantes por causas que aun no se han podido determinar.

A la segunda víctima le dio una identidad falsa a la víctima, y para ganarse su confianza y que le entregase la motocicleta y el casco le dio en garantía unas llaves de otra motocicleta que le dijo que era de su propiedad. Sin embargo no fue difícil demostrar que el mismo sospechoso del primer delito era también el autor de este segundo hecho, ya que las llaves que le dio eran las de la moto de la primera víctima, y de hecho los investigadores han comprobado que nunca ha tenido una motocicleta en propiedad.

En la tercera ocasión, para ganarse la confianza del vendedor le hizo entrega de su DNI y su teléfono móvil. Esta nueva víctima no tuvo ninguna reticencia a dejarle probar la moto en tales circunstancias. Sin embargo, se quedó esperando a esta persona con un documento y un móvil que nunca volvería a buscar.

En lugar de eso, se presentó en la Jefatura de Policía a interponer una denuncia falsa asegurando que unos hombres le habían abordado en la calle y le habían robado su DNI, teléfono y dinero.

Por último este pasado fin de semana repitió la jugada con la que había de ser su última víctima, a la que le dejó una tarjeta bancaria a su nombre, e incluso logró convencerle para que le prestase cien euros para ir haciendo los trámites de cambio de titularidad en una gestoría.

Por tales motivos, los agentes del Grupo de Investigación de la Comisaría de Distrito Centro de la Policía Nacional procedieron a la detención del varón, como presunto autor de varios delitos de apropiación indebida, así como por simulación de delito.