El abogado de los alemanes detenidos por incendiar un bar en s’Arenal sostiene que existe un vídeo que prueba su inocencia

Raban Funk asegura que existen otras circunstancias que indicarían que sus clientes no provocaron el fuego

M.Z.

 Raban Funk, abogado de los 13 jóvenes turistas detenidos por incendiar un bar en s’Arenal de Llucmajor, defiende la inocencia de sus clientes y afirma que existe un vídeo que demostraría que los jóvenes no provocaron el incendio.

La grabación, tomada desde un edificio situado enfrente del hotel de los encausados, muestra a dos hombres arrojando algo sobre el techo del restaurante, poco antes de que las llamas prendiesen el tejado de cañizo del local, según explica Funk al diario alemán Bild. Esto, esgrime, demostraría que los causantes del incendio no son los jóvenes, sino otras personas que aún no han sido identificadas.

Además del vídeo, Funk sostiene que existen otras circunstancias que, en su opinión, demostrarían la inocencia de sus clientes, como por ejemplo el hecho de que los balcones de las habitaciones del hotel de los jóvenes estén a una distancia de unos 18 metros del local incendiado, una distancia desde la que el abogado considera “imposible” lanzar una colilla y acertar al tejado.

Cabe recordar que los hechos ocurrieron el pasado 20 de mayo en s’Arenal de Llucmajor. Sobre las tres de la tarde, el tejado de cañizo del bar Cupido comenzó a arder. Algunos vecinos aseguraron entonces a agentes de la Guardia Civil haber visto, en uno de los balcones del hotel contiguo, a un grupo de jóvenes celebrando una fiesta. " Tenían la música a tope y se tiraban cerveza de un balcón a otro y a la calle. Luego arrojaron alcohol y colillas al tejado de cañizo de la terraza del bar de al lado. El fuego se extendió muy rápidamente, y ellos al principio lo grababan y se reían. Pero cuando las llamas se hicieron tan grandes y empezó a haber explosiones, todos se largaron corriendo", aseguraron los testigos.

Los agentes identificaron a las personas que presumiblemente se encontraban en el balcón y procedieron a la detención de los trece jóvenes como presuntos autores de un delito de incendio. Tras pasar la noche en dependencias policiales, fueron puestos a disposición judicial. El juez decretó el ingreso en prisión provisional sin fianza para los trece jóvenes.