Los propietarios de un hotel en construcción en la calle Ramón y Cajal de Palma han denunciado daños intencionados en las instalaciones, provocados presumiblemente por algunos de los trabajadores. Varias patrullas de la Policía Nacional acudieron ayer al inmueble, donde realizaron una inspección e identificaron a los obreros.

La Policía Nacional recibió ayer una denuncia de los propietarios de la cadena HM Hotels, que están construyendo un establecimiento en el antiguo edificio Firestone. Los denunciantes habían detectado durante los últimos días diversos daños presuntamente intencionados, como la fractura de cristaleras y otros elementos, que atribuían a trabajadores de una empresa subcontratada.

Ayer por la tarde varias patrullas de la Policía Nacional acudieron al edificio en construcción, donde realizaron una inspección ocular e identificaron a los trabajadores que estaban en ese momento.