Agentes de la Policía Nacional arrestaron ayer a un ciudadano marroquí de 39 años, como presunto autor de tres violentos robos en plena calle a mujeres en distintos puntos de la ciudad esa misma tarde, en menos de una hora . El individuo, un delincuente con numerosos antecedentes, golpeó a las víctimas, de entre 50 y 60 años, para tratar de arrebatarles el bolso o la cartera.

Según informan fuentes de la Policía Nacional, el individuo cometió los tres asaltos en menos de una hora en las zonas de Son Gotleu y Pere Garau

El primer asalto lo perpetró sobre las ocho de la tarde en la barriada de Son Gotleu. La víctima fue una mujer de unos 50 años que estaba paseando por la calle. Un individuo se le acercó y sin mediar palabra le propinó varias bofetadas en la cara y trató de arrebatarle el bolso. La mujer lo agarró con fuerza para tratar de evitar el robo y mantuvo un forcejeo. El ladrón le quitó el bolso, pero varios viandantes le persiguieron por lo que tuvo que soltarlo y escapar sin conseguir ningún botín.

Poco después, el mismo individuo se acercó a otra mujer en la misma barriada y la derribó de un fuerte golpe en la cara. Con la víctima ya en el suelo, le propinó otro golpe e intentó quitarle la cartera, aunque sin conseguirlo, ya que la mujer pidió ayuda a gritos. El asaltante volvió a darse a la fuga de vacío.

Unos minutos más tarde, en la barriada de Pere Garau, el mismo hombre se acercó por la espalda a una mujer de sesenta años y la tiró al suelo de un fuerte empujón. De nuevo mantuvo un fuerte forcejeo para quitarle el bolso. Esta vez sí que lo logró y se escapó con él.

Tras tener conocimiento de lo que había pasado, la Policía Nacional dio varias batidas por la zona y poco después localizó al sospechoso, sentado en la acera y con la cartera robada a su lado. El hombre fue detenido como presunto autor de tres robos con violencia. Los agentes comprobaron que se trata de un delincuente habitual, con una quincena de detenciones anteriores, algunas de ellas por otros robos con violencia.