La Policía Nacional ha detenido a un alemán de 50 años residente en Sóller acusado en su país de traficar con armas y drogas. Sobre el sospechoso pesaba una orden europea de arresto y tras diversas gestiones fue capturado el pasado sábado cuando intentaba marcharse de Mallorca en barco.

El acusado se enfrenta a una petición de 15 años de prisión por parte de la fiscalía alemana, que le acusado de delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas y tráfico de armas. El hombre está vinculado, según las autoridades germanas, a un alijo de cinco kilos de cocaína y 80 de anfetaminas, así como a un arsenal de armas militares y 150.000 euros, que fueron incautados durante una operación policial.

El pasado mes de marzo, las autoridades judiciales de Hamburgo dictaron una orden internacional de búsqueda y captura. La investigación permitió a la Policía Nacional localizar al sospechoso en una finca de Sóller, donde estaba escondido.

Hace unos días los investigadores recibieron nuevos datos y, tras realizar varias pesquisas averiguaron que el acusado planeaba irse de Mallorca en barco. Los agentes lo arrestaron el pasado sábado y le decomisaron 4.000 euros, tres móviles y un router portátil.

 La portavoz de la fiscalía de Hamburgo, Liddy Oechtering, explicó que las pesquisas se basaron en la información obtenida durante las investigaciones sobre EncroChat, un proveedor de teléfonos móviles encriptados utilizado por grupos criminales. Los delincuentes utilizaban este sistema porque sus mensajes no podían ser interceptados inicialmente. Sin embargo, a principios de 2020, investigadores franceses y holandeses descifraron la red y pudieron intervenir las comunicaciones.